Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
Apr 28, 2012

Posted by in Pequico crece! | 18 Comments

¿Falsos mitos? sobre los dientes

¿Falsos mitos? sobre los dientes

La salida de los dientes es uno de esos aspectos del desarrollo en los que ciencia y saber popular no parecen andar muy en sincronía y no es fácil definir la barrera entre qué hay de mito y de realidad. Con frecuencia se atribuyen a la dentición todo tipo de ”males” como fiebre, diarreas, babeo, irritabilidad… ¿Pero son realmente los dientes merecedores de esta mala fama? ¿Es la erupción dental de verdad un proceso doloroso para el bebé? ¿Qué hay de mito y de cierto en todo esto?
He pensado que sería interesante comenzar explicando cuándo y cómo se produce la salida de los dientes, qué síntomas suelen asociarse a ésta y cuáles de ellos están más o menos ” reconocidos” médicamente o se basan más bien en creencias populares, y por último contar nuestra experiencia en este sentido.

Algunos apuntes sobre el proceso de dentición

Los primeros dientes (los llamados dientes de leche) suelen comenzar a salir entre los 6 meses (aunque pueden empezar a dar señales a partir de los 3-4 meses) y los 2-3 años, aproximadamente. Generalmente los primeros en aparecer son los incisivos frontales inferiores, seguidos de  incisivos frontales y laterales superiores y por último los incisivos laterales inferiores. A continuación les siguen los primeros molares y después los caninos. La dentición termina hacia los 30 meses cuando erupcionan los segundos molares, aunque este orden varía a veces, no considerándose anormal la falta de erupción de la primera pieza a hasta los 15 meses.  Podéis verlo representado de forma esquemática en el  siguiente gráfico:

Orden salida dientes de leche

Lo “científicamente admitido”

Algunos de los primeros signos de la dentición que suelen manifestarse son: que el pequeño comience a babear más de lo normal, se lleve su puñito a la boca con mayor frecuencia, muestre su ansia por morder cosas, o esté más irritable, aunque estos síntomas pueden deberse también a otras causas.  Sí que podremos observar que las encías están rojas, hinchadas o inflamadas. Sin embargo según la Asociación Española de Pediatría: “No está justificado atribuir a la erupción de los dientes ninguna alteración importante del estado general, como tampoco la aparición de fiebre o cambios del ritmo intestinal”.  Si queréis más información sobre la dentición podéis consultar la página de dicha asociación en el siguiente enlace. Por tanto, si nuestro hijo presenta diarrea, resfriado o fiebre alta, aunque coincida con el proceso de dentición, lo indicado es acudir al médico para que valore a qué se deben dichos síntomas.

Lo que dice el “saber popular”

Son numerosas (y socialmente asumidas) las creencias populares en torno al proceso de dentición, soliendo atribuir a éste determinadas alteraciones de la conducta del bebé (como una mayor irritabilidad o inquietud , llanto, trastornos del sueño o la alimentación…) así como el babeo, los mocos, la fiebre, la diarrea, o también una mayor susceptibilidad a infecciones (catarros, resfriados, etc); además de existir toda una serie de trucos o remedios naturales para combatir algunas de estas molestias, o diferentes artilugios y productos farmacéuticos destinados a disminuir el dolor de las encías, incluso medicamentos.

Sin embargo, como comentaba más arriba (ver enlace de la AEP), no está demostrada ni médicamente aceptada la relación de causalidad entre muchos de los síntomas anteriormente relacionados y la dentición. Buceando por la red, en busca de algún estudio relacionado con el tema, he encontrado un artículo en una revista médica mejicana denominado Dentición primaria infantil: Mitos y realidades en el que recogen algunos estudios que intentan analizar si existe o no dicha relación. En él, los autores concluyen que “las evidencias objetivas basadas en estudios científicamente diseñados ex profeso indican claramente que no existe una asociación causa- efecto entre la aparición del brote dental y la presencia de síntomas como fiebre, irritabilidad, babeo, diarrea o infecciones respiratorias. Si acaso podría aceptarse que cualquiera de éstos (solos o en combinación), pero en un bajo perfil, pudiera acompañar a algunos bebés, pero muy discretamente y por un tiempo muy breve”.

Nuestra experiencia

Desde los 2-3 meses Pequico comenzó a manifestar algunas de las “señales” supuestamente indicadoras de dentición, como el babeo o llevarse el puñito a la boca (aunque esto último nosotros lo asociábamos más a que tenía hambre o sueño), por lo que todo el mundo nos decía: “a este niño le van a salir los dientes muy pronto“. Sin embargo, quienes nos lo decían no andaron muy certeros porque hasta los 9-10 meses no vimos asomar sus primeras paletas.

Como el babeo fue más o menos una constante desde entonces y el peque nunca ha sido de llorar ni de quejarse mucho, al principio no mostramos mucha atención a este tema. Durante la salida de los incisivos, tampoco puedo decir que las ansias de morder cosas fuera debida a dolor o molestia por la erupción dental; primero, porque al tomar lactancia a demanda y no estar trabajando yo, cuando tenía necesidad de succionar, tenía “barra libre de teta” por lo que no solía chuparse el dedo y segundo, porque tampoco ha sido mucho de llevarse las cosas a la boca. Sin embargo, no sé decir en qué momento exacto, quizá con la salida de los últimos incisivos o las primeras muelas, la cosa cambió y empezamos a observar un patrón que se repetía más o menos siempre y nos anunciaba que un nuevo diente (o varios) estaban próximos a salir. Porque uno de los rasgos de la dentición de Pequico es que ha tenido una dentición más bien tardía (aunque dentro de la normalidad) pero casi siempre le han salido dos dientes a la vez.

Este patrón más o menos consistía en lo siguiente: el babeo aumentaba de forma considerable, pedía más determinados alimentos de consistencia más dura (como pan o pera) y los mordía por un lado determinado de la boca, o bien, se apretaba con los dedos en esa zona y además, se mostraba un poco más irritable y demandante. También, en tres ocasiones, se le puso el culito muy rojo (salvo esas veces él nunca ha tenido ningún problema de piel en la zona, ni dermatitis del pañal, ni nada parecido); además, se pasaba un día o dos, haciendo las cacas menos consistentes, aunque sin diarrea fuerte y comiendo con toda normalidad (quizá demandando lactar algo más de lo habitual, pero nada más), supongo que debido a tanta baba. Cuando esto pasaba, coincidía conque observábamos perfectamente alguna de sus encías rojizas y algo inflamadas y, algún tiempo después, veíamos asomar una pieza dental nueva. Por ello, podemos afirmar con bastante certeza, que la sintomatología anterior se producía en el momento de la erupción dental, (vamos cuando el diente en cuestión “estaba rompiendo”) aunque no podamos asegurar al 100% que esa fuera la única causa. También ha habido un par de veces en que en esos días ha tenido moquitos, aunque probablemente haya sido algo casual.

Con la llegada de los caninos (los dos últimos le salieron hace apenas unas semanas) y teniendo en cuenta su ya mayor nivel de comunicación, sí que nos ha transmitido que se encontraba molesto y, aunque no podamos cuantificarlo, que ha sentido dolor. Además, curiosamente, la erupción de cada uno de ellos, se ha visto precedida por las tres peores noches que ha pasado desde que nació. Hace ya tiempo que Pequico duerme varias horas del tirón y si se despierta pide mimos o teta y se vuelve a dormir al momento; tampoco hemos tenido nunca con él noches de esas de pasillo arriba, pasillo abajo o de llantos desconsolados (alguna vez se ha despertado después de una pesadilla o terror nocturno pero al encontrar consuelo en nosotros se ha tranquilizado pronto). Sin embargo esas tres noches, no había manera de que se volviera a dormir, no le cuadraba nada, no encontraba la posición, se llevaba constantemente la mano a la boca y no había nada que le consolase, ni lactar, ni mimos, ni brazos… Al final, tras varias horas, caía rendido de puro agotamiento (bueno, caíamos los dos y como consecuencia yo me convertía en digna representante de las #mamiswalkingdead ).

Y después de todo este rollo  esta diserción tan interesante, os preguntaréis: ¿Y cuál es tu conclusión sobre el tema? Pues bien, mi conclusión es que algunas de las alteraciones de la conducta o la salud del bebé de las que hemos hablado, pueden ser debidas a diversos factores, y en su valoración hay un componente subjetivo importante, por lo que seguramente quizá haya ocasiones en las que achaquemos a los pobres diente muchas cosas de las que no sean culpables; y que por supuesto, si el peque manifiesta algún síntoma fuera de lo normal y de cierta relevancia debemos asegurarnos de que no es debido a otra cosa. Además es cierto que no está demostrado que la dentición produzca muchas de las manifestaciones que se le atribuyen. Pero también creo que, como dice una muy buena amiga mía y además pediatra, cuando tantos padres refieren (referimos) siempre los mismos síntomas asociados a la salida de los dientes, algo de verdad tiene que haber en ello, ¿no?

¿Y vosotros, qué opináis sobre el tema y cuál es vuestra experiencia al respecto? Ilustradme amig@s y enriqueced el post con vuestros comentarios…

Otros enlaces interesantes sobre el tema:

http://www.bebesymas.com/salud-infantil/mitos-y-realidades-en-la-aparicion-de-los-primeros-dienteshttp://www.linuspediatric.com/2009/01/denticin-y-erupcin-dentaria-del.html

http://www.medigraphic.com/pdfs/h-gral/hg-2003/hg031h.pdf

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
  • http://twitter.com/miriamtirado Míriam Tirado

    Hola, guapa.

    Pues mi experiencia con la dentición de nuestra hija es bastante mala. En los dos primeros dientes no notamos mucho; más babeo y el culito un poco rojo, nada más. Pero en TODAS, ABSOLUTAMENTE CADA DIENTE que le salió después el tema cambió: el patrón era siempre el mismo: fiebre que empezaba siempre de madrugada. Era una fiebre de 38- 38,5 aprox, a veces un poco más, a veces un poco menos… y oscilaba a lo largo de 48 horas. Podía pasar de 38 a nada de fiebre en cuestión de un par de horas, sin darle absolutamente nada. Si estaba tumbada en la cama (por la noche), la fiebre aumentaba… El apetito desaparecía y NO comía nada, sólo teta. No estaba irritable pero sí chafada… Al cabo de unas 36, 48 horas estaba como una rosa y el diente ya estaba fuera. Así cada vez. Imagínate lo pesado que fue… Cuando ya fue más mayorcita ya decía “duele boca, duele diente”… y mordía todo lo que encontraba, hasta muebles, a veces, rascando con la encía…
    O sea que cuando leo en algunos libros la afirmación tajante de que la salida de los dientes no produce NADA… me digo: “¡JA!” :) Conozco tantos niños con los mismos síntomas que no me creo que sea casualidad… Por cierto… desde que le salieron todos no ha habido ningún otro episodio de fiebre oscilante, etc como los que he contado. Nunca más. ¡Qué descanso! :) Besos

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Como decía en el post, con los primeros dientes anda uno más despistado y puede ser todo más subjetivo, pero conforme van creciendo y más si se repite exactamente siempre el mismo patrón, pues es inevitable establecer una asociación causa-efecto. Nosotros de momento, nos hemos librado de la fiebre. :)
      Gracias por compartir vuestra experiencia!

  • MumAttacks

    Pues nuestro caso se parece mucho al de Pequico. Cuando a los 2-3 meses me decían que le iban a salir los dientes porque se llevaba a la mano a la boca yo miraba escéptica pero no lo contradecía porque no lo sabía. No le salieron los primeros dientes hasta los 8-9 meses y ¡la gente se reía de mí! diciendo: “y decías que con 3 meses le iban a salir los dientes! O_O
    Ahora le están saliendo los incisivos laterales. No tiene ningún síntoma excepto babeo y mucho dolor, sobre todo un rato por la noche. Yo no le doy nada, excepto teta, que le calma mucho. 
    Yo sí creo que los dientes duelen y que pueden causar algunos de esos síntomas. No sé si todos. Además, pensando en lo que me pasa a mí: cuando a mí me han dolido las muelas del juicio, SIEMPRE me ha dolido mucho la garganta. Supongo que las bacterias de la boca “colonizan” otras zonas y eso podrá causar infecciones y fiebre ¿no? 
    Por supuesto hablo sin saber mucho, porque no soy médico.
    Un beso.

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Yo tampoco soy médico pero pienso como tú. Creo que hay un punto intermedio, entre achacar todos los males del niño a los dientes y el hecho de que, aunque científicamente no esté probado, sí que haya muchos niños que manifiesten dolor u otras molestias cuando les salen.
      Muchas gracias por comentar y contarnos tu experiencia. Un saludo!

  • http://www.minervaysumundo.blogspot.com/ Carol

    No hace tanto también escribí yo sobre este tema. Yo era de las que pensaba que se le achacan a los dientes muchos mitos que no están comprobados científicamente, pero con la salidas de las muelas cambié de opinión. Pasamos unas noches malísimas, se despertaba y no conseguía dormirse de ninguna manera, llorando, gritando, y por el día seguía también muy molesta, nosotros que no somos de darle nada, terminamos dándole dalsy, al tercer día le vimos asomar la muela. También a Minerva cada vez que le sale alguno le salen dos o tres a la vez.
    Con los anteriores notabamos más babeo y culito rojo.
    Desde los tres meses ya nos vaticinaban que estaría con los dientes, pero hasta los siete meses y pico no le salió el primero. Es normal que se lleven las manitas a la boca y baben, por lo que la gente pronto te dice que son los dientes.
    Genial el post.
    Besitos

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Sí, recuerdo perfectamente el post. De hecho, cuando lo leí pensé que nuestra experiencia era similar. Me alegro de que te haya gustado el post. Un beso para Minerva y para ti!

  • http://twitter.com/mamatambiensabe Catalina de mamatamb

    Bueno, primero que todo, te felicito por el post superdocumentado.. y como comentario solo puedo decirte que a parte del babeo, mis hijos no manifestaron mayores incomodidades de las que describes, salvo la irritabilidad, que por fortuna manejamos con cremas, clavos de olor y apiretal. Es cierto, y me parece curioso el mito de las irritaciones del culete, y uno de mis pediatras me lo explicaba así: se produce un aumento de la salivación que en la mayoría de los casos sugiere un cambio en el PH de las heces…! total , creo como tu, que si hay muchas madres que acusan los mismos síntomas en sus hijos, por algo será. Un abrazo ?

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Gracias Cata! Sí, a mi también me habían dado esa explicación para la irritación del culito, olvidé comentarlo en el post. Muchas gracias por tu aportación y un besazo. ;)

  • Mamasincomplejos

    Fantástico post guapa, me ha gustado mucho leerlo. En nuestro caso Rayo no “sufrió” especialmente con la dentición. Comenzó a los 5 meses, sus paletos inferiores salieron sin muchos aspavientos. Y aunque sí tuvimos algunos momentos complicados (caninos, una muela,….), donde sí tuvo alguna molestia, el balance general he de decir que es bueno. 

    Por el contrario mi sobrina ha tenido más “problemas” se supone con la dentición. A sus 20 meses es una niña habladora y ella solita refiere “pupita boca”. Ahora está con alguna muela que otra. Ella solita abre la boca y se señala donde le duele, llora, se toca. Y ello coincide con irritabilidad, alteración del sueño nocturno, culito super rojo….. Aunque bien es cierto que no todo se puede atribuir a la salida de los dientes. 

    Como ves en la familia una de cal  otra de arena….. cada niño es un mundo.

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Gracias Belén! Me alegro que te haya gustado. Totalmente de acuerdo, cada niño es un mundo y su reacción no tiene por qué ser la misma, prueba de ello lo que nos comentas o las diferentes experiencias de los que estáis comentando. Un abrazo!!

  • lamamacorchea

    Hola linda!
    Nuestro caso es curioso, tiene unos dientes vaguetes, con mas 18 meses solo tiene 4 arriba y 2 abajo. Así que cada vez que duerme mal o babea mas o está mas llorón, pienso ahora si, tienen que ser los dientes y luego nunca son. A efectos reales hemos experimentado pocos dientecitos rompiendo la encía y no te sabría decir si se repite un patrón. Seguiré observando!
    Un beso!

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Nosotros hasta que empezó cn las primeras muelas no notamos tampoco ningún síntoma específico y lo del babeo es que ha sido casi continuo siempre. Ya nos contarás como sigue. Un beso!

  • http://twitter.com/mipequenokoala mipequenokoala

    Por nuestra experiencia, Abril no ha notado demasiado la salida de los dientes, salvo dias muy puntuales en los que tenia más baba. Mi opinion es que al ellos notar algo extraño, se meen la mano en la boca, esto hace que se produzca más saliva, esa saliva que se traga hace q en algun momento la caca sea más liquida y por eso se puede irritar en algun momento… Estoy de acuerdo contigo en que algunas veces se les achaca  a los dientes cambios de humor o malestar q puede ser debido a otras causas. Muy interesante el post. Un besazo

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Muy razonable y lógica tu teoría, la pediatra nos comentó que efectivamente las cacas más líquidas y el culito rojo podía estar relacionado con el aumento del babeo. Gracias por contarnos cómo lo lleva Abril. Un besazo!

  • Mami Wendo

    gracias por este post tan ilustrativo! guapa que tengas un gran inicio de semana!

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Gracias a ti por leerlo y comentar. Buena semana!

  • Silvia

    Mi hijo ni babeaba ni tenía ganas de mordisquear. Tampoco parecía molestarle las encías y nunca lloró por la salida de los dientes. Tampoco tuvo el culito irritado nunca.
    Lo que era señal inequívoca de salida de los dientes eran mocos, catarro y décimas de fiebre. No fallaba! Cuando empezaba con estos síntomas, 3 días después le rompía la encía. La pediatra me decía que no había ningún tipo de relación pero ya es casualidad, no?
    Con las muelas no ha tenido fiebre pero ha desarrollado un tic que me pone bastante nerviosa y es el de apretar la mandíbula y chirriar los dientes. ¡Me desesperaba!
    Suerte que ya tiene todos los dientes porque entre la fiebre y el chirriar debía ser bastante molesto para él

  • Wabi Sabi Wasabi

    Hola!

    Te acabo de descubrir porque andaba buscando, cual madre desesperada, un remedio para mi hija en la web… Estoy escribiendo después de la primera noche de sufrimiento “real” por los dientes… (quizás?)

    Mi niña va camino de 13 meses y solo tiene 2 dientes. Desde los 3 meses la gente ha atribuído “las señales” a los dientes: no dormir, manos en la boca, y demás; pero la verdad es que cuando le salieron esos 2 dientes no se vio que tuviera mayor problema. Por eso yo nunca creí a los dichos populares…

    Pero esta vez está siendo diferente. Todavía no puedo asegurar al 100% que es por los dientes; pero esta vez mi 6º sentido de mami me dice que sí. Los síntomas son: fiebre, irritabilidad, culito muy irritado (no se le puede casi ni tocar…), y “diarrea” (yo no lo llamaría diarrea, porque es una cosa transparente y casi inholora, que me imagino que serán las famosas babas, cada poco…).

    Y esta es mi experiencia hasta ahora… Ya veremos como va ;)

    Yo opino que cada niño es un mundo y que no todos tienen porqué tener los mismos síntomas; pero es mucha curiosidad que tanta gente hable de esos síntomas relacionados con los dientes. Cuando el río suena, agua lleva… :)

    Un saludo ;)

Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs