Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
Mar 13, 2012

Posted by in La historia del blog, Reflexiones varias | 37 Comments

El anonimato en la red

El anonimato en la red

A raíz de una conversación que mantuve hace un par de días, vía twitter, con @patinadora, en la que cuestionábamos el sentido de proteger o no la cuenta en esta red, he estado reflexionando sobre un tema que me ha dado algún que otro quebradero de cabeza y del que ya comente algo en los inicios del blog: el anonimato en la red.

Si analizo mi andadura en esto de las redes sociales, he de confesar que antes de participar de ellas, yo era muy reticente al respecto. Anti-facebook declarada, entré tímidamente en twitter, más por curiosidad que por otra cosa, siguiendo principalmente las noticias, los cuatro gurús de moda y a varios maqueros que conocía por sus podcast. Y si bien me hice una cuenta con mi nombre real, por aquello de que otro “no lo pillara”, decidí crearme una identidad virtual, avatar incluido. Así nació @Mousikh.

Mis comienzos tuiteros se resumen de modo sencillo: leía mucho, escribía poco (básicamente algún comentario sobre la actualidad social del momento) e intentaba no retuitear en exceso, siguiendo el manual del buen tuitero. Y como efecto colateral, de forma más o menos consciente, también analizaba el uso que hacían los demás de esta red. Si soy sincera, me costaba entender eso de que personas con cientos de seguidores, la mayoría de ellos desconocidos (al menos en carne y hueso) dieran cuenta de cada minuto de su vida, contarán sin tapujos sus vivencias personales, y en cierta medida “se desnudaran” en las redes. Tras un tiempo utilizando de forma relativamente asidua twitter, empecé a sentirme un poco “esclavizada” y a cansarme de estar “enganchada al móvil” todo el día y mi actividad fue poco a poco decayendo.

Entonces fue cuando comencé a adentrarme en el mundo blogueril y descubrí los blogs de maternidad. Reconozco, que al principio me sentía más interesada por los blogs que realizaban reflexiones más o menos generales sobre maternidad y crianza y que me asombró la existencia de aquellos otros en los que las madres contaban con todo lujo de detalles los avances de sus pequeños y narraban su día a día, abriendo, lo que por aquel entonces me parecía, una gran ventana a su vida personal. Sin embargo, poco a poco, algo cambió en mí. El hecho de empezar a leer estos blogs, animarme a comentar en ellos dejando pequeños trocitos de mí, el relacionarme con esos blogueros en twitter, hicieron que empezara a sentirme parte de la llamada tribu 2.0. Así que comencé a derribar barreras mentales y sin darme cuenta cayeron los muros que tan firmemente había levantado en torno a mi privacidad. Quité el candado a twitter y, tras no pocas dudas, me lancé a crear mi propio espacio donde desahogarme y compartir, así nacía Una mirada al otro lado; además, venciendo todos mis prejuicios hacía Facebook, me adentré también en esta red para poder participar en la gestación de Conciliación Real Ya, después llegaría G+ y la posibilidad de realizar quedadas, y suma y sigue.

Así comenzó mi auténtica inmersión en las redes sociales, empecé a olvidarme del numero de seguidores, a relacionarme con más personas, sobre todo madres, a hablar sin reparos y sin medir tanto cuánto de mi estaba desvelando, en fin, a tejer mi propia red… No fue un cambio de un día para otro, pero paso a paso, poquito a poco, fui recorriendo el camino hasta sumirme en la vorágine del social networking. Nunca me he arrepiento de lo andado, pero sí que a veces, cuando me paro a pensar sobre ello, resurge esa parte de mí me pide protegerme, levantar de nuevo barreras, y me vuelve a invadir esa sensación de timidez y de fragilidad de antaño, porque seguramente parte de ella siga ahí, en mi interior. Y quizás alguien que me esté leyendo pueda pensar: “¿Y todo esto por qué? Tu identidad real está protegida, sigues viviendo en el anonimato“. Pero realmente no es así, @Mousikh no es un alter ego sobre el que me esconda, no es un personaje ficticio que utilice para poner parte de mis pensamientos en su boca,  no es un mero nick, da igual que quien me lea conozca o no el nombre que aparece en mi DNI, porque @Mousikh soy yo cien por cien.

Supongo que habrá tantos usos de las redes sociales, como personas… Habrá quien lo utilice de modo comercial, profesional o personal, para estar en contacto con sus amistades o entablar otras nuevas, para estar al día de temas de su interés, para contar cada minuto de su día, para compartir vídeos, artículos y fotos, etc, etc, etc. También habrá desde quien limite al máximo la seguridad  de su perfil, a el que esté loco por conseguir que le siga el mayor número de gente posible… Cada uno de nosotros, en función de su criterio y sus necesidades elegirá qué parte de sí mismo desvela y cuál se guarda para él.

¿Pero esto es así realmente? ¿De verdad podemos tener un control absoluto de nuestra privacidad en la Red? Yo creo que es algo difícil, bien porque son otros los que dan información sobre nosotros, bien porque uno mismo se olvida y tiene un “desliz”, o simplemente, que poco a poco vamos cayendo en la red, valga la metáfora, y el pudor o el celo acerca de nuestra intimidad se van diluyendo y perdiendo su importancia (valga mi experiencia como ejemplo, de alguien que antaño denostaba estas redes y hoy está sumido en ellas). Por eso quizá “el anonimato” que ofrece una identidad virtual nos hace sentirnos -¿engañosamente?- protegidos, debajo de un velo que cubre nuestro rostro, aunque no nuestro yo. Pero aquí viene la trampa, porque la existencia de ese velo, de ese sentirnos personajes anónimos, también puede llevarnos a revelar mas información de que la daríamos con nuestra firma debajo, y una vocecilla interior me dice, que no podemos estar seguros de que ese velo siempre vaya a estar ahí.

Después de este tiempo buceando por las redes sociales y el mundo blogueril, reconozco el poder y la influencia que tienen, reconozco todas sus bondades, reconozco que han traído a mi vida personas que ahora son imprescindibles en ella, reconozco que me gustan… Pero reconozco también que esa pérdida consciente de mi privacidad, ese saberme expuesta a la mirada de otros, eso de que parte de mi vida esté a un click de ratón… Eso, hay días como hoy, en que me produce cierta sensación de vértigo. Y no es que me arrepienta de haber perdido parte de mi anonimato en la red,  es el hecho de saber que aunque así fuera, ya no hay vuelta atrás… ¿O sí?

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
  • http://twitter.com/mommotw mommo.es

    Te entiendo, creo que a todos nos pasa un poco eso, cuando nos ponemos a pensar… En mi caso aún peor porque me expongo detrás de una marca, cosa que no todos los días llevo bien… Pero tampoco me “emparanoio” mi vida real no es la 2.0 en definitiva… Excelente tema de debate, me encanta Mousikh o quien seas :P

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      En tu caso imagino que debe ser aún más complejo porque se mezclan lo comercial y lo personal. Y por supuesto que no hay que emparanoiarse, nada más lejos de mi intención que crear alarmismo. No hay que llevarlo al extremo, además sería algo así como “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”. Gracias por comentar!

  • http://twitter.com/sandraferrer76 Sandra

    Mi opinión al respecte es que, a pesar de que al principio también me daba un  poco de miedo como dices sumergirme en estas redes, el ver cómo algunas personas mostraban su rostro y explicaban cosas interesantes me lo planteé así: TAmpoco digo nada malo. Es cierto que no explico cosas muy privadas, para eso escribo mensajes directos a ciertas personas si és el caso. Creo que todo depende del nivel de privacidad que le des a tus comentarios. Si son reflexiones generales, no veo porque ha de ser problema que otros los lean. Pero si tienes razón que otras cosas más personales como el día a día (hay gente que explica a cada momento donde está y qué hace) o compartir demasiadas imágenes de tus hijos no lo veo tan bien. Buena reflexión

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Gracias por aportar tu visión Sandra. A mí me ocurre, que me cuesta realizar mis reflexiones personales sin hablar de mis vivencias y al final largo sobre mí que no veas… Y luego que estoy tan loquita por mi Pequico, que aunque no era la idea original que tenía cuando comencé con el blog, no puedo reprimir el deseo de hablar de sus logros y sus andanzas. Siempre he pensado que cuando lo lea de mayor le hará ilusión, aunque a veces también pienso: Y si luego me dice?, “Anda mamá que cómo te pasabas conmigo, contando mis cosas a todo quisque”… :S Chi lo sa?

  • lamamacorchea

    A mi me asusta un poco el tiempo que hay que invertir, además las redes sociales remueven muchas cosas en mi, en la medida en la que no dejan de ser sociedad, a las que llegas sin conocer a casi nadie y en donde buscas un sitio. Para mi eso es complicado, me pregunto si seré pesada, si a alguien le interesa, si se me acoge… En fin se despliegan mis inseguridades, como si llegase a un trabajo nuevo. En cuanto a lo de la privacidad, no lo pienso demasiado, no se en que medida me podría perjudicar que se conozca mi nombre.
    Buen debate!

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      La verdad es que si que invierte mucho tiempo en ellas, en mi caso me compensa porque en ellas he encontrado la tribu que no tengo en el 1.0.
      Lo de la inseguridad que comentas es lógico al principio, pero conforme va pasando el tiempo se diluye también. En cuanto a tu imagen en la red, yo te veo una persona sincera, de mente abierta y encantadora. :)

  • Drew

    Mi visión es diferente, porque yo entre otras cosas trabajo de Comunity Manager, profesión en la que casualmente no se estila permanecer en el anonimato. Yo empecé como tu, intentando mantener cierta intimidad (no dije en que pueblo vivía, mi nombre real, aunque obvio, no aparecía, etc.) pero de repente un día me quise desvelar. En mi blog aparezco con nombre y 2 apellidos, hay fotos mías y de mis perros… Lo que si conservo es un Facebook privado donde solo entra gente que conozco (aunque eso también es relativo, porque las blogueras si estáis, pero para mi contáis en ese grupo). Como digo, a lo mejor yo me he expuesto “demasiado” aunque al contrario de lo que esperaba, me siento cómoda con esa exposición. 

    De todas formas, para mi eres de las blogueras más anónimas… Mira que no supe dónde vivías hasta que me regañaste por no avisar! 

    Saludos!

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Estoy contigo, yo creo que lo importante no es cuánto nos exponemos sino que nos sintamos cómodos con la opción elegida. Un saludo!

  • http://www.minervaysumundo.blogspot.com/ Carol

    Decirte que yo antes también era antifacebook. De twitter tengo cuenta pero la verdad es que me meto bien poco.
    En mi caso, según va pasando el tiempo, ha llegado un momento en que me arrepiento un poco de no haber mantenido mi identidad oculta, o al menos haberme dado cuenta a tiempo de crear un perfil diferente en facebook a mi verdadera identidad, pues realmente facebook entró en mi vida para relacionarme con otras personas afines a mí, otras mamás blogueras, y sin embargo al final tengo un montón de gente en facebook (conocidos físicamente) con los que no tengo nada en común. Además he tenido algún problemilla con algún familiar por alguna entrada y eso es lo que me ha hecho plantearme esto del anonimato. Pero creo que en mi caso ya es un poco tarde.
    Besitos

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      La verdad es que es un tema complejo, cuando te adentras en este mundo no sabes que dimensiones va a alcanzar todo y vas más intuitivamente que otra cosa, por eso es fácil, con el transcurso del tiempo, pensar en que habrías hecho las cosas de otra forma. En mi caso, solo conocen la existencia de blog unas cuantas personas muy allegadas, aunque en realidad no me importaría que lo supiese más gente, porque lo que cuento en él lo saben. La cosa viene más por parte de mi entorno laboral, que sí que prefiero mantener al margen.
      Un abrazo

  • http://twitter.com/miriamtirado Míriam Tirado

    Muy interesante! ¿Sabes que yo ni me planteé lo del nick? Ahora pienso que quizás llegué a todo esto con el lirio en la mano… pero sí, yo creo que ahora ya es demasiado tarde. Hubo una época que lo de estar expuesta me daba miedo… ahora sólo me pasa a ratos ;) pero piento también que si lo que digo en el blog, o en Twitter puede ayudar a una persona, ya habrá valido la pena.
    Otra cosa es que esto de internet, con lo del anonimato, un sinvergüenza con muy poco respeto puede llegar a tu blog, llamarte de todo e irse tan contento… pero son gajes del oficio, ¿no? A mi entrar en las redes me ha permitido conocer a gente muy interesante, leer cosas extraordinarias… y estoy agradecida.
    Besos.

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Bueno Miriam, en tu caso, eres periodista, con publicaciones y programas de radio sobre el tema a tus espaldas y, aunque en el blog reflejes vivencias personales, haces un ejercicio de reflexión sobre diferentes aspectos de la maternidad y la crianza muy enriquecedor, que en mi humilde opinión, te beneficia también a nivel profesional porque te sirve para llegar a un gran número de personas.
      Un abrazo!

  • http://twitter.com/Oh_la_luna Oh! la luna

    Yo creo que el hecho de mezclar lo personal con las reflexiones nos da más credibilidad y no parece que arenguemos desde una tribuna sin mojarnos los pies ni vivir lo que estamos contando. Yo a veces también pienso que sería mejor mantener algo más de anonimato en el nombre, pero luego pienso que, como tú bien dices, mi alter ego 2.0 también soy yo 100% y no tengo nada que ocultar. Estoy orgullosa de lo que soy en la vida 1.0 y en la 2.0… Y al que no le guste, pues que no mire… o más bien, que no lea ;-)
    Un abrazote.

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Muy bien dicho. Y yo me siento muy afortunada de compartir parte de tu 2.0 y tu 1.0, también. Un beso guapa!

  • http://www.futura-mama.org/ Zulema Acosta

    Hola guapa! es un gran tema el que has sacado. Verás, yo antes de llegar a la blogosfera materna, de crear lo que es futura mamá, tenía esos miedos. También es cierto que conecto habitualmente a un chat, y de ahí salía ese miedo, porque en los chats hay de todo un poco, como la vida misma. Estuve muchísimo tiempo sin poner fotos (ni siquiera en facebook a pesar de tenerlo restringido) e incluso borrar lo que anteriormente tenía… pero llegó un día en que me dije, ¿pero qué hago? yo soy yo, es mi vida y no tengo nada que ocultar a nadie, todo lo que he hecho y he decidido compartir son partes de mi vida y no de la de nadie más, por lo tanto lo que puedan decir.. pues plin.

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Yo creo que la mayoría de nosotros hemos ido experimentando en mayor o menor medida una evolución en este sentido y, como digo en el blog, perdiendo un poco ese pudor o ese celo sobre nuestra intimidad. Aunque a algunos “raritos” como yo, no nos haya abandonado del todo.
      Gracias por contar tu experiencia. Saludos!!

  • http://diario-de-un-embarazo.blogspot.com/ Paris

    Pues mira, yo también era anti todo! jajaja, y mira ahora, sumergida de lleno en la Tribu 2.0, y muy contenta, la verdad.
    yo no saco mi cara, por una parte se guarad el anonimato, pero por otro  es cierto que no,poco a poco una se va destapando más y más, una se va dejando llevar.
    he pasado por etapas de poner fotos de mi niña, de quitarlas, de volver a ponerlas protegidas etc…pero ahora pongo alguna de vez en cuando, nada comprometidas y protegidas de alguna manera…
    Yo también he traspasado la barrera y conocido a más de una fuera del blog, por mail por sms o en persona…(no tengo whats up, y mejor así jajaja), pero estoy encantada de estar a un clic de ratón, como dices tu, aún así no voy a negar que sí, que a veces me produce cierto vértigo.

    Un besito guapi

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Yo también tengo la suerte de mantener un estrecho contacto con mucha gente de este mundillo, es sin duda lo mejor que me ha traído mi inclusión en las redes sociales.
      La verdad es que mis reticencias a utilizar mi nombre real vienen de un lado, por mi trabajo, que es de cara al publico y con muucha gente diferente cada año y no me apetece que puedan poner mi nombre en Google y acceder a media vida mía. Y de otro lado, porque a veces me surgen las dudas de si no estoy exponiendo demasiado a mi hijo, y eso sí que me preocupa. Por eso evito poner fotos en las que se le vea directamente.

      Un beso y muchas gracias por comentar.

  • http://twitter.com/madresfera Madresfera

    Genial el post y la reflexión, y me alegro que saliera de una mañana madrugadora de domingo :)

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Eran cosas que estaban ahí dando vueltas pero tu “jefa” es la causante de que me lanzara a escribir sobre ello. ;)

  • http://twitter.com/Estanjana Estanjana cc

    Yo creo que el nick nos da cierta libertad, yo que soy timida y que no suelo hablar de mi intimidad hasta que no hay mucha confianza me lanzo a decir muchas cosas, y aunque estanjana sea un alter ego, como bien dices soy yo misma pero sin que yo conozca a los que me conocen ni al resto de mis amigos y familia.
    Estanjana hace muchos años que anda por la red de un lado a otro y soy yo, pero tienes que  conocerme mejor para saber que estanjana soy yo, no sé, es algo que a veces me da igual. Yo voy a un sitio y me corto en persona (bueno cada vez menos) pero en la red soy realmente yo, o es al revés? jejeje, tendré que ir a terapia
    Lo que sé es que soy (estanjana) más juzgada y me da mas igual, soy seguida por extraños y a veces me da cosilla pero hay ese paso intermedio que no pueden atacarme fisicamente. Y sé, que si algun día más gente sabe realmente quien soy pues cada vez me importa menos, la mayoría de mis familiares no sabe nada de estanjana y si algun día lo saben creo que me va a liberar porque pienso lo que pienso de todas formas. Y los que lo saben no suelen unir estanjana y a mi, ellos leen el blog y alguna vez me comentan en persona pero no lo unen (bueno, menos estanjano que es mi crítico y seguidor nº1)

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Coincido contigo, yo creo que poco a poco esa pérdida de anonimato nos va importando menos, y en lo referente al blog, estoy casi segura de que si fuera algo personal que me implicara a mi sola y no también a mi hijo, no tendría esos quebraderos de cabeza… Un besote guapa

  • http://profiles.google.com/omeucartafol Cartafol .

    Sabemos que eres reacia a las redes sociales y a tus cosas ;) a mi también a veces me da miedo poner mis datos en algún sitio y siempre estoy con nick y no suelo poner fotos mías ni de las niñas en el blog ni en las redes sociales con mi nick.
    Además tengo cuenta personal en Facebook pero tampoco suelo poner muchas fotos, mías algunas, pero de mis hijas no me gusta, no sé hasta que cierto punto puedes privarlas y quien puede manejarlas….
     besos

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Tú que me conoces bien fuera del blog sabes bien de mi vena desconfiada, jajaja! Pero en lo que tiene que ver con la imagen de Pequico es superior a mí, las fotos las reservo para los íntimos, a ser preferible por mail… XDDDD

  • Madre de un bebote

    No te puedes imaginar lo que me ha gustado tu entrada de hoy…..
    yo no tengo ni facebook ni twiter…..no lo veo claro…..
    últimamente me estaba planteando lo de twiter porque gente blogera que me cae genial y con la que conecto me ha comentado que me tenía que hacer una cuenta….
    Aún así sigo sin verlo muy claro…..me da pereza porque en primer lugar me va a llevar un tiempo extra….casi todos los días leo blogs, y tener también ahora que escribir contestar retuitear o lo que se haga pues no se yo….
    las personas con las que he conectado muy bien hemos comenzando poniéndonos mails….luego un día te das el teléfono con mucho reparo y tras muchos mails habláis de quedar y al final somos 5 las que estamos h24 conectadas al whatsapp y ahí pues lo largas todo, es entre 5 personas y queda entre nosotras, hay una amistad de verdad, quedamos, nos preguntamos por todo, organizamos viajes para estar juntas……

    Pero es que hay una cosa que me tira para atrás: lo de que yo pueda día tras día escribir cosas y que cualquiera lo pueda leer no me termina de convencer, me da hasta apuro….y además como son muy pocos caracteres en realidad lo que lees son conversaciones ajenas no?….
    No lo veo nada claro….

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Bueno guapa, si ye sirve de algo yo no me arrepiento de estar en twitter, no te voy a engañar, si que quita algo de tiempo, pero me permite estar conectada de un modo más directo y cercano con mucha gente que ambas conocemos y a la que tengo aprecio. Siempre puedes tener el candado echado y solo permitir que te siga quien tú quieras. Y tú eliges a quien sigues y por tanto sólo ves las conversaciones de esas personas. Pero tú decides, claro. No quiero influirte sólo porque me apetezca un montón tuitear contigo, je, je. Un besote ;)

  • http://twitter.com/Desmadreando Desmadreando

    Me parece tan real como virtual. Lo escribes desde tu nick pero en tu blog. Así que eres tú- que más da. Cuando vives lejos de tu familia las redes sociales, el skype y la tecnología te dejan estar más cerca. Que los abuelos vean como crece su nieta, que tus amigos sepan de ti y te permite también encontrar tu espacio. Te confieso que la situación sería otra si viviera en mi país- en donde las redes son punto de mira para obtener información sobre alguien y poder utilizarla para cosas no placenteras. Acabo de empezar a bloguear desde un nick pero a pesar de querer narrar en tercera persona he terminado por narrar en primera y lo que ocurre de verdad. Te entiendo y me pareció muy interesante como lo expones.

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Muchas gracias por pasarte por aquí y compartir tu experiencia. No dabía que no eras de “por aquí”. Tengo una visita pendiente a tu blog. Nos leemos!!

  • London

    Yo, London he pasado por varias etapas. La primear fue sin tapujos, ponía mi nombre, foto y nombre de mi Princesa… llegaron los problemas matrimoniales y cambiamos a un nick que posteriormente fue London para lejarme de esa persona y a la vez regalándome lo excepcional que tiene el anonimato. London es 100% yo, soy yo en modo anónimo, pero muestra como soy, lo que pienso, el modo que tengo de ver las cosas y de criar y educar a mis hijos. London me da la libertad de desahogarme , la libertad de poder hablar sin tapujos y la libertad de poder elegir que personas han pasado de mi vida 2.0 a la 1.0. Y es ahí donde estoy muy contenta, porque London ha conocido muchas personas que han traspasado la pantalla y no podría estar mas contenta. Me encanta compartir el día a día con vosotras, mandaros fotos d emis niños, salir de una ecografía pensando en ponersola por watshap y así un largo etcétera. MI vida 2.0 me ha traído amigas de verdad, y creo que ha sido la libertad de poder comunicarnos y mostrarnos sin tapujos la que ha conseguido todo esto.

    Creo que la vida en la red es un arma de doble filo y hay que saber mantener el equilibrio. Jamás volvería a mostrar a mis hijos, costumbres, sus nombres…. me da mucho yuyu tal y como está el mundo. Pero si lo haría con gente que conozco mucho mas, con la que hablo a diario y que ya forma parte de mi y de mi tribu.

    Besitos

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Tu evolución ha sido aún más radical que la mía, pero al revés, je, je… Y ahora que conozco a la persona que hay tras el nick, puedo asegurar que eres London 100%!! A ver si prontito nos tomamos ese café… Besos

  • http://www.facebook.com/colo.villen Colo Villén

    Qué interesante Mousikh! Recuerdo aquel otro post tuyo, fue poco después de que yo dijese claramente quién soy, sin mi nick. En mi caso me volqué en el nick al comenzar el blog porque me moría de vergüenza que alguien conocido me leyera, no tanto por lo que decía sino por cómo lo decía, inseguridades de una. Si mi nombre fuese más normalito igual no me lo habría planteado. La cosa es que el nick ya me viene largo pero le he cogido cariño y no soy capaz de dejar ir a Cocolina ;)
    En cuanto a las fotos sí me da más apuro, de hecho edito a menudo el nivel de privacidad en facebook en cuanto a mis fotos y publicaciones, según voy conociendo a la gente me voy descubriendo… No es fácil, la verdad.
    Yo me siento feliz de haberte conocido, de ver tu nick y tu imagen porque los encuentro parte de ti, tan real como tu rostro o tu nombre. Un beso gigante y gracias por la reflexión

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Gracias Colo, me encantan tus palabras y más aún viniendo de alguien que me ha desvirtualizado y sabe quién hay tras el avatar. Un beso!

  • Mamasincomplejos

    Estupenda reflexión. Es complicado esto del anonimato. Mamá sin complejos soy yo, sin artificios, sin adornos, sin esconderse. Belén es Mamá sin complejos y viceversa. Pero quiero creer que aún tengo un punto de anonimato. Me conocen ya unas cuantas blogueras en personas, personas de la red, personas que yo he querido que me conozcan. Pero por el contrario hay mucha gente de mi vida 1.0 que no saben (y así quiero que siga siendo) de la existencia de Mamá sin complejos. 

    Intento seguir teniendo ese punto de sombra, nada de imágenes, nada de datos que me comprometan en exceso. ¿Por qué? seguramente por miedo. No por miedo al mundo 2.0 sino al mundo 1.0. Ese mundo real que piso cada día y que no me conoce tan bien como esta red en la que muevo libre, sin complejos. Curioso, no?

    Un beso.

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Si que es complejo Belén, y quizá curioso o paradójico, pero entiendo bien lo que dices porque en esto de la maternidad me he sentido mucho más cercana a personas de ese mundo virtual que del real. Un abrazo!

  • MIs tortuguitas

    Yo empecé como tu, pensaba que era mejor el anonimato que abrirme por completo a la red… he ido un poco lenta con el tema… Si te has fijado soy de poner pocas fotos en mi blog, las que he puesto es porque me ha apetecido y porque a veces una foto habla mas que mil palabras… Incluso empecé por no poner los nombres de mis tortuguitas y poco a poco me ha ido apeteciendo contaros de donde venian sus nombres… Hace poco me he hecho una cuenta de twitter… y no lo controlo demasiado… pero me va gustando. Esta claro que la privacidad la mantiene cada una como quiere, pero tambien tengo claro que gracias al blog he encontrado a personas maravillosas… independientemente de que sepa su nombre verdadero o no….

    • http://unamiradaalotrolado.com/ Mousikh

      Me quedo con tu última frase y la suscribo, gracias al blog yo también he conocido a perdonas estupendas sin importarme si su nombre es o no real. Un beso a esas tres preciosas tortuguitas!

  • Silvia

    Me ha gustado mucho tu reflexión porque yo me he planteado muchas veces lo mismo que tú.
    Cuando inicié mi blog quería tener un semianonimato; es decir, no me importaba que todos supieran cual es mi nombre real (de hecho me sentía mejor escribiendo como Silvia que no bajo un pseudónimo) y que conocieran mis historias. Pensaba: ¡cuántas Silvias madres habrá en el mundo como para que alguien que me lee pueda identificarme un día!. Tenía muy claro que fotos personales y nombre de mi hijo no daría nunca.

    Luego llegó El Club de las Madres Felices y me costó mucho, mucho decidirme si aceptaba o no un proyecto así porque eso significaría adios al medio-anonimato que tenía. Aun así, trato de no dar mucho bombo a los video-post desde mi blog porque no me gusta que se me relacione.

    El error más grave ha sido el controlar desde mi perfil privado de Facebook mi fan page del blog porque de esa forma muchos blogueros me han puesto cara, me han agregado como amigos y han cometido el error de enlazar mi nombre y apellidos en sus comentarios con el contenido de mi blog. Ahora estoy muy rallada con ese tema porque si en el buscador de gogle pongo mi nombre y apellido sale enseguida mi blog y era algo que siempre he querido evitar.

    Creo que en la red no hay medias tintas. O eres 100% anónimo o te expones. En el momento en que haces quedadas, participas en encuentros con otros blogueros o lo que sea, se deja de ser anónimo y el escudo del nick se desvanece

Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs