Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
Jan 25, 2012

Posted by in #Pequicofacts o las cosas de mi Pequico, El segundo año | 35 Comments

#Pequicofacts o las cosas de mi Pequico 1: S’a aído

#Pequicofacts o las cosas de mi Pequico 1: S’a aído

Hay una cosa que Pequico lleva regular: que cuando está inmerso en alguno de sus juegos, lo interrumpas para algo, como por ejemplo, cambiarle el pañal. Aunque haya sido él mismo quien te ha avisado diciendo: caca, aquí (señalando con el dedito la zona afectada). Para ser sincera la “ca” no la pronuncia aún con claridad, más bien es un tca-tca, que en la práctica suena a ta-ta (aunque maldita la gracia que le hace a la Tita Beva, que la llame igual a ella, que a la…, en fin, ya me entendéis).

Y por si había alguna duda al respecto, el muchacho especifica: Uyyy, pesteee (léase con la típica “s” sorda murcianica). Que en casa está muy bien, pero en plena transacción monetaria en una tienda megafashion del Centro Comercial habitual, cuando te atiende la dependienta más pija – “o sea”- de todas, que tu hombrecito grite ¡peste, peste!, te saca poco menos que los colores.

El caso, es que el otro día, mientras yo procedía a la subsodicha “faena”, le di a su muñeco Popó (Pocoyó), a ver si así conseguía que no se me enfadaba mucho. Pero Pequico, manifestando su inconformidad tiró al pobre Pocoyó al suelo. Lo miré con mi cara de “eso no se hace”, a la par que entonaba un sonoro, huhum, y no se me ocurrió otra cosa que decirle: ¿Se ha caído? ¿Es que Pocoyó se ha caído? Él debió pensar que era una salida perfecta del atolladero, porque se le iluminó la cara y me replicó asintintiendo, con su mejor pose de angelito: ¡S’a aído, s’a aído, s’a aído! (tres veces, como San Pedro, por si acaso había alguna duda).

Yo recogí al pobre muñeco del suelo, mientras el otro muñequito de carne y hueso y yo manteníamos el siguiente diálogo:

(M= mami, o sea una servidora y P= Pequico)

- M: Cariño, no debes tirar dejar que Popó se caiga, porque se hace pupa…

- P: ¡S’a aído, s’a aído!

- M: ¿Verdad que a ti no te gusta caerte porque te haces daño?

- P: ¡S’a aído, s’a aído!

- M: ¿Qué hace mami cuando te caes para que se te quite la pupa?

- P: Buba, buba.. Popó… s’a aído!

En esto que le vuelvo a dar a Pocoyó y, a la vez que hago como si me abrazara a mí misma, le vuelvo a repetir: ¿Qué hace mami cuando tú te haces daño, cariño? -aunque para mis adentros pensaba, mucho le estás pidiendo tú, nena, que es muy pequeñico aún… Pero abrid bien los ojos, querid@s míos, porque para mi asombro, Pequico, ni corto ni perezoso, abraza a su Popó y empieza a mecerlo, mientras canturrea: ia-ia-ia… Yo, por supuesto, me quedo patidifusa y con la boca abierta hasta el pecho, pero me dura poco porque mi pequeño me interpele – ¡Mamii, ia-ia-ia, ia-ia-ia! -para que cante el Sana, sanita… , que es lo que hago con él, cuando se cae y se pone mimosón. Así que allí nos tienes cantando a los dos, mientras él mece con sumo cuidado a Popó.

Pero ahí no termina la cosa, porque le digo: -Alé ya está, vamos a dejar a Pocoyó en el triciclo- (últimamente lo monta ahí y lo pasea por toda la casa). Pequico se queda pensativo…, parece que va a ponerlo en el triciclo, pero piensa lo que piensa y finalmente coge a Pocoyó y le espeta dos sonoros muaks, uno en cada mejilla, terminando para rematar con un ¡Ya ta!, mientras su embelesada mami, va en busca de algo para recoger las babas que empiezan a caérsele de la boca… ¡Qué se le va a hacer, no puedo evitarlo! Por algo soy co-fundadora del #clubdelasmamisbabeantes en twitter. ;D

Epílogo

Pequico le debió coger gustillo al asunto, porque durante el resto de la tarde varios muñecos sufrieron sospechosas caídas (interroguen si no a Áu -Caillou- o al Sr. Oso). Eso sí, luego los abrazaba y ¡se los comía a besos a todos!

¡Qué cosas tiene mi Pequico! ;)

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
  • http://twitter.com/mipequenokoala mipequenokoala

    Jajajaja que lindooooo!!! Me encanta Pequico!!! Abril le encanta meces a su muñecos y empieza ea ea ea ea y les da aiiiiinnnssshhhh jajajaj yo me parto de risa. Me encanta que sean tan sensibles. Muchisimos besos

    • Anonymous

      Que buenas migas harían los dos, je, je. A ver si podemos presentarlos pronto. ;)

  • http://profiles.google.com/omeucartafol Cartafol .

    Que rico! la princesa pequeña también acuana a sus muñecas! ;D

    • Anonymous

      Cuándo se ponen así, están para comérselos. XD

  • Marta La Anjana

    A mi PqñoGuerrero tampoco le gusta que le interrumpan en sus quehaceres para cambiarle el pañal.Hemos sufrido desde derechazos ( a mamá no le gusta que le hagan pupu)… que habia que esquivar con la rapidez de una gacela hasta el lanzamiento de cualquier cosa que tuviese entre manos … Muñecos, piezas, el vaso del agua …en fin…”Sa caio” . Ahora cada vez lo hace menos . Lo que empezamos hacer fue avisarle , no cogerle sin mas y llevarnoslo al cambiador. Le avisamos … vamos a cambiar el pañal , luego volvemos y sigues jugando , o pintando o lo que sea.No siempre funciona :P jajajajaa.

    • Anonymous

      Jajaja! Veo que estás bien de reflejos. Yo también me he llevado alguna patada que otra????
      Nosotros también le avisamos, cantando una canción e intentamos que se entretenga con algo (objeto, canción, juego…), pero tampoco funciona siempre.

  • http://twitter.com/Estanjana Estanjana cc

    Jejeje qué bueno!! el quería mecerles como fuera, en este caso el fin sí justifica los medios!! muy bueno tu pequico

    • Anonymous

      Sí, en este caso sí, je, je…

  • MaGia

    ja,ja,ja! ya la has liado… nunca jamás tirará una cosa… ¡se le caerá!
    me lo imagino cantandole el sana sana a Mr. Oso
    Abrazos ¡upppsss!

    • Anonymous

      Bueno, fue cosa de esa tarde. Después cesaron las caídas sospechosas. Sólo ha habido alguna fortuita. ???? Otro abrazo

  • Jeza

    jejejejeje, que rico Pequico!!!!!!

    Como aprenden los peques, eh??….se fijan en nosotros más de lo que pensamos!!!!!…

    No me extraña que te cayera la baba, lo más normal del mundo!!!!

    Un besazo

    • Anonymous

      Sí, es bestial ver qué facilidad tienen para aprender… Es emocionante! Un beso

  • http://instantesquesecruzaneneltiempo.blogspot.com/ Jesus

    qué ricoo!!! :D yo también podría pertenecer al club de las mamis babeantes aunque no lo sea? es que a mi se me cae la baba muy facilmente!! jejeje

    • Anonymous

      Por supuesto Jesús! En mi casa babeamos todos, padres, tíos, abuelos, amigos, je, je…

    • Anonymous

      Claro que sí Jesús, en mi familia hay padres, tíos, abuelos y amigos babeantes, je, je…

    • Anonymous

      Claro que sí Jesús, en mi familia hay padres, tíos, abuelos y amigos babeantes, je, je…

  • http://twitter.com/andasiesmama Sandra

    qué monada. cuando hablan con esa lengua de trapo estan para comerselos

    • Anonymous

      La verdad es que sí. Besos guapa!

  • http://www.minervaysumundo.blogspot.com/ Carol

    Ja, ja, ja, peste, peste, qué bueno!
    Si es que son unos soles, yo a veces pienso en comprer un babero para mí.

    Un besazo

    • Anonymous

      Eso tendré que hacer. ;) Otro besazo!!

  • Mamasincomplejos

    ¡¡¡Para comérselo!!! JAJAJAJAJA

    • Anonymous

      Enteretico!! XD

  • Blogmiriamtirado

    Son la bomba ¿verdad? Y qué bien sienta cuando una les ve empáticos, amorosos, cariñosos… no me extraña que babees, no es para menos! Un beso y enhorabuena por este pequico precioso!!!

    • Anonymous

      Muchas gracias guapísima. Un abrazo!

  • Trax

    Como para no babear!! Qué rico con es media lengüilla y acunando a pocoyó!
    Un besito.

    • Anonymous

      Bueno a Pocoyó y a quien se presente. Ayer se dió su padre un golpe y Pequico fue a abrazarlo y “cantarle” :)

  • madre de un bebote

    Ay por favor, qué rico Pequico, es que me lo imagino meciendo a Pocoyó y no me extraña que se te caiga toda la baba….qué ternura de bebote…

    • Anonymous

      Jajaja, si que es tierno la verdad… Besos cielo!

  • Mis tortuguitas

    Me parece que le has dado una leccion estupenda… y que se la ha aprendido super bien. Yo tambien me quedo alucinada con mi pequeña, entiende todo lo que le digo… es una pasada…

  • Latetareina

    jajajajajaja me parto de risa con él.
    Además me recuerda tanto a Boli, que hablaba muy parecido y también decía lo de ta-ta, refieriéndose a la caca y Pocoyó paso por tener varios nombres popó, apopó, apoyó, poyoyó jajajaj

    Son geniales! y el pequico está para comérselo.

    Besos

  • Silvia

    Que bonito!! los peques tienen una empatía unica por muy pequeños que sean! Esto es solo el principio!!! Veras cuando te abrace y te diga que TE QUIERE, eso si que te deja en estado catatónico!

  • http://www.futura-mama.org/ Zulema Acosta

    AAAY es que es para comérselo jajaja, a veces una cree que no memorizan ciertas cosas, o que aún no son capaces de repetirlas porque les vemos muy pequeños, pero es que ellos absorben todo y tienen una capacidad a veces inexplicable en ese cuerpo tan chiquito! Saludos

  • Drew

    No me extraña que babees, que rico pequico! Seguro que a partir de ahora las #pequicofacts van a subir como la espuma :-) Muchos besos!

  • http://profiles.google.com/mischicosyyo Mis chicos y yo

    jajajajjaa que ricoooo!

  • Pingback: Lecturas indispensables de la semana | Ser madre: ¡toda una aventura!

  • Sardinasperoconp

    Cómo es posible que les encante tanto pocoyo!!?? Qué ideal!

    Sardinassssss

  • Pingback: Lecturas indispensables de la semana - SER MADRE

Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs