Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
Dec 11, 2011

Posted by in El segundo año, Las aventuras de Pequico, Pequico crece! | 14 Comments

El pequiquistaní ha llegado a casa…

El pequiquistaní ha llegado a casa…

Desde bien pronto Pequico nos demostró sus grandes dotes de comunicador. Recuerdo que tras flirteos varios con la ta (ta-ta-ta-ta- tá...)y la pa (paa-pa…), decidió que tenía que ser más original y que su primera palabra con sentido iba a ser Hola!, para saludar al miembro más distinguido de nuestra familia, que no es otro que nuestro perro, claro. Poco a poco empezó a ampliar su vocabulario y llegaron otras palabras como a-gua, pan o papas; y empezó a llamarnos a todos por nuestro nombre: papa/papi, tata, ito, ita, yaya, mamá, Pepe (el burro) y Pópo (Pocoyó), que ya son como de la familia No os voy a engañar, mamá no fue ni mucho menos de las primeros que dijo (claro, si estaba todo el día conmigo, para qué iba a llamarme) y no es que me molestara, pero manda *******, que aprendiera a llamar a su padre de dos formas diferentes, antes de decirme a mí, mamá; para que luego digan de la mamitis de los niños que no van a la guarde, je, je ….

A partir de los 15 meses, es cierto que empezó a experimentar un aumento considerable de su vocabulario y a utilizar como digo yo su propia jerga, coincidiendo también con el momento en que soltó a andar sólo por completo. Así que empezamos a acostumbranos a oírlo gitar por toda la casa peopa, peopa!! mientras corría detrás de la pelota, a encontrárnoslo señalando la puerta y diciendo alle, alle, cuando quiere salir a la calle, o a que nos coja de la mano para llevarnos a algún sitio mientras dice amos, amos (vamos, vamos).
Comenzó también a identificar las partes del cuerpo, reconocernos en las fotos, responder a órdenes simples  (tipo trae esto, lleva eso otro a papi, ven aquí…) e interactuar cada vez más. Así fue como empezamos a comprender que desde hacía tiempo que entendía mas de lo que pensábamos, aunque era ahora, al aumentar su capacidad de comunicarse, cuando nos estábamos dando cuenta de ello.

La foto de la derecha se corresponde con una aplicación para el iPad que le entusiasma: en ella va señalando las diferentes partes de la cara del niño, entonces éste hace un gesto (por ejemplo si Pequico señala su ojo, lo guiña) y se escucha la voz de papi diciendo el nombre en cuestión.

Pero lo que no imaginábamos, es lo prolífico que iba a ser este último mes, en cuanto a evolución del lenguaje se refiere. Yo había oído muchas veces eso de “la explosión del lenguaje a los 18 meses”, pero pensaba que sería uno de tantos tópicos y que como el resto de hitos del desarrollo, cada peque llevaría su ritmo. Pues resulta que me equivoqué, porque doy fé de que en nuestro caso, sí que hemos notado un avance exponencial. No es sólo que vayamos casi, a una palabra nueva por día, sino que escuchar a Pequico ahora, es un no parar de frases encadenadas, perfectamente entonadas y acompañadas de sus correspondientes gestos; y nosotros, aumentando nuestra fama de padres babeantes, claro… Así que podemos afirmar que un nuevo idioma ha entrado pisando fuerte en casa: el pequiquistaní!! 

La verdad es que está súper gracioso hablando sin parar, y repitiendo cada palabra nueva como un lorito o señalando cosas para que le digas cómo se llaman; aunque el muy pillo tiene dos palabras genéricas que le sirven para todo lo que no conoce: esso y eto.  Y cuando algo le llama la atención dice Uy!! (Aclaraciones fonéticas: esso es para indicar la peculiar y sonora forma que tiene Pequico de pronunciar la “s”, bueno sólo a veces, otras, fiel al acento murcianico dice esto, con nuestra característica “s” relajada, por eso lo he traducido como eto, sin “s”).

 

Un libro que le encanta es el de la foto, Mi imaginario de SM; en él aparecen muchos dibujos de diferentes objetos, agrupados por temas, con sus nombres. Todas las noches, lo leemos un rato y él va nombrando todo lo que conoce, señalando con su dedo lo que no, o agarrando el tuyo indicándote qué quiere que le digas cómo se llama algo. Después leemos un cuento de texturas de animalitos en la granja, poniéndole “voz” a todos ellos y los mandamos a dormir.

Hasta ahora no habíamos necesitado traductor simultáneo, nos la apañábamos bastante bien, pero con tanta palabra nueva y esos monólogos que se monta tipo da-dagua- oche, oche, usta-usta-usta…, se nos está haciendo necesario un diccionario pequiquistaní-español, aquí tenéis algunos ejemplos:

                                     (Para una correcta pronunciación se ruega leer enfatizando mucho  y con una exquisita modulación cercana al bel-canto)

                                                  

Otras palabras son: usta (me gusta), aanja (naranja), osso (oso), quesso (queso), vasso (vaso), afo (fuego de la chimenea), uz (luz), una (luna), ten (tren), por dejar aquí plasmadas algunas de las más que más utiliza.

Así no es de extrañar que ahora uno de sus juguetes favoritos sea el tren de los animales, le da al botón verde para que se ponga en marcha y luego se pasa diciendo todo el rato adió, adió.

Otra cosa muy chocante es que sabe contar hasta tres, aunque el uno se lo tienes que decir tú, porque él se lo salta. Todo empezó, una mañana que íbamos paseando por la calle y no había forma de que fuese cogido de la mano, así que lo agarramos su padre y yo, cada uno de una mano y se nos ocurrió ir contando 1, 2… y a la de 3, le dábamos un salto. Ni hay que decir, que al momento era él, quien nos tiraba de la mano y decía tes, tes, para que le diésemos un salto. Y después nos sorprendió, y cuendo empieza a apilar bloques o a llevar cosas de un sitios a otro (una de sus pasiones), va colocando cosas y diciendo doos…. y tes!! y luego se ríe y se aplaude exclamando bieeen!!

En la foto podéis verlo jugando a pasar los oches y el ten por el túnel, y sí, eso que véis son megablocks apilados, parece que por fin hemos logrado que deje el lanzamiento de  bloques un poco aparcado…

 

Para despedirme os dejo con Pequico en persona, a ver si os ha servido el mini curso de pequiquistaní y entendéis lo que dice…

¡Hasta pronto!

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
  • http://profiles.google.com/omeucartafol Cartafol .

    Como echo de menos ese idioma, las mías ya hablan por los codos y se les entiende todo! que rico! me ha encantado ese diccionario con ambos idiomas!!

    • Anonymous

      Gracias guapa. La verdad es que es una fase muy bonica, nos reímos un montón con él.

  • Jeza

    Que ricura de niño tienes!!…es un parlanchín!!!!!!…..jajajaja…..ha dicho algo de ofo (teléfono)??

    Disfruta de esta etapa media lengua….a mí es una de las que más me ha gustado vivir con mis sobrinos….y en breve la viviré con Vega!!!!

    Un besazo

    • Anonymous

      Has acertado!! Efectivamente una de las palabras era esa, je, je… Ya verás lo que te vas a reír cuando a Vega llegue a esa fase. Otro besazo para ti.

  • http://www.minervaysumundo.blogspot.com Carol

    Ay, otra nueva etapa más, cuando empiezan a hablar sin parar en ese idioma tan peculiar. Tiene que ser genial y no me extraña que se os caiga la baba.
    Mi pitufa la verdad es que no dice mucho, a veces dice alguna palabra pero no la vuelve a repetir. Tengo ganas de llegar al punto donde estáis vosotros, pero por otro lado me gusta que las cosas sigan su ritmo.
    Un besazo

    • Anonymous

      Claro! Cada cosa a su tiempo. Cada etapa tiene un encanto especial. Besos.

  • http://buceandoenmi.blogspot.com/ Cocolina

    Desde hoy ya soy fan del pequiquistaní! Están para comérselos! La Cereza tiene el mismo libro del conejito y también le encanta. Ella está ahora en fase colores y cosa que ve cosa que dice el color. A mí me encanta escucharlos hablar así, medio a su manera medio haciéndose entender. Bien por Pequico! Besos

  • http://twitter.com/andasiesmama Sandra

    Qué cosa más linda. Esta etapa en la que desarrollan su propio lenguaje es fantástica. Bravo por Pequico!

  • http://instantesquesecruzaneneltiempo.blogspot.com Jesus

    qué voz más linda!! la verdad es que me he enterado de “ofo”, “afa”, “a-ó”, que guay!! te invito a dejar alguna frase o palabra en mi blog, aquí: http://instantesquesecruzaneneltiempo.blogspot.com/2011/11/lo-mas-gracioso-que-ha-dicho-tu-hijo.html

    besos

  • Zaryavila

    Sara esta también súper aplicada con la jeringonza.. y tengo que reconocer que muy pocas veces logro comprender lo que dice. La grabación me encantó!!

  • Trastadasdemama

    Por favor que me lo como!!! me encanta ese idioma de lengua de trapo, está para comérselo enterito

  • http://twitter.com/CrianzaConApego CrianzaConApego

    En esa etapa están supergraciosos y es muy curioso cuando muchas veces la gente no les entiende bien y a las madres nos toca el papel de traductoras. Mi hija también dijo antes papá que mamá y creo que coincido con la reflexión que haces al respecto.
    Ya verás que a partir de ahora suele todo ir muy rápido y pronto tendréis largas conversaciones!
    Saludos!

  • http://profiles.google.com/mischicosyyo Mis chicos y yo

    Que lindo! nosotros ayer también estuvimos jugando con los coches y los megablock igual que vosotros

  • Anonymous

    Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios. Voy súper liada y no tengo tiempo de contestaros uno a uno, pero me ha encantado leeros. Seguro que habrá más entregas del pequiquistaní, porque esto no ha hecho más que empezar… XD

  • Pingback: Una mirada al otro lado | Soy una insconciente…lo sé

Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs