Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
Nov 23, 2011

Posted by in Conciliación, Reivindicando! | 42 Comments

De conciliación, políticos y medias verdades

De conciliación, políticos y medias verdades

¡Lo que son las cosas…! Fíjate tú, que el día que me siento por fin delante del ordenador decidida a contaros cómo llevamos el tema de la conciliación por casa, desde mi vuelta al curro; pues resulta, que justo ese día, anda media blogosfera revuelta por la pronta, qué digo pronta, la vertiginosa reincorporación de Soraya Sáenz de Santamaría a cumplir con sus obligaciones como política y número dos del futuro presidente de este, nuestro país.

Como ya comenté por facebook hoy, lo primero que quiero aclarar es mi respeto total y absoluto a la libertad de cada cual de poder elegir sobre su vida, y que con estas líneas no pretendo, ni mucho menos, emitir juicios de valor sobre nadie. Pero la cuestión es que Soraya, es un personaje publico y notorio de nuestra esfera política y su decisión, lo queramos o no, tiene una gran trascendencia y repercusión a muchos niveles. También es cierto que nos faltan datos, y no conocemos qué es lo que ocurre tras las cámaras. Sé que no es probable, pero la otra noche, cuando la veía en el balcón en Génova pensaba:  - qué bonito sería imaginar que, tras esa puerta, estuviera su pequeño,  en brazos de papá, esperándola…-  Porque claro, hablamos del derecho de elección de la madre, pero, ¿y los derechos del padre, y los del niño? Tema muy complejo éste, el de la conciliación, porque lo miremos como lo miremos, el vaso no estará lleno del todo.

Y claro que Soraya es muy libre de renunciar a su baja maternal y estar al pie del cañón, apenas diez días de recién parida, pero me pregunto lo que pensarán esas mamis que sí que quieren disfrutar de ese derecho, pero temen no ser comprendidas en sus trabajos;  o qué es lo que pensarán sus jefes, ¿aplaudirán a Soraya (ésta sí que vale), entenderán a la/el empleada/o que no sólo quiere su baja, sino una excedencia, o una reducción, o mayor flexibilidad horaria, o le mirarán con malos ojos? Porque lo que yo creo que sí que hace falta, en esta sociedad que somos todos, es un cambio de mentalidad, pero de verdad.

Si hubiese recibido esta noticia antes de ser madre, seguramente mi visión sería muy distinta, pero la maternidad fue el detonante que necesitaba, para que se obrase en mí ese cambio. No sólo modificó mis prioridades, sino que me hizo cuestionarme este modelo de vida que tenemos instaurado, en pos de la productividad, el consumismo y el capitalismo desaforados, (sistema que por cierto, parece desmoronarse por momentos),  y comencé a plantearme si otro modo de vivir era posible. Recuerdo que, sólo pensar en separarme de mi bebé a los pocos meses de su llegaba al mundo, se me hacía muy, pero que muy cuesta arriba y que por ello me propuse hacer todo lo que estaba al alcance de mi mano, para conseguir que esa separación fuese lo más liviana posible. Y por suerte, así esta resultando. Por eso, tampoco puedo evitar el pensar, si realmente Soraya habrá elegido tan libremente, y se sentirá tan contenta con su decisión como manifiesta, o detrás de esa fachada de aparente satisfacción por asumir sus responsabilidades laborales, se esconderán otros sentimientos…

Probablemente sea una utopía, pero me gustaría creer que algún día veremos a nuestras políticas llegar al Congreso con sus bebés, que altos cargos del gobierno se pedirán excedencias para poder gozar de sus churumbeles o por qué no, por soñar que no quede, una presidenta de España llevando a su bebé en un fular, en un consejo de ministros… Seguramente muchos pensáreis que desvarío, quizá estar todo el día ¿conciliando? está comenzando a afectarme, ¿o quizá no? La eurodiputada de la foto de arriba parece tenerlo claro…

En fin, que todo esto de la conciliación no es sencillo, porque parece que es un tema basado en elecciones y claro, si hay que elegir, es porque hay que renunciar a algo. Pero sinceramente, pienso que se pueden hacer muchas cosas para mejorar; quizás quede mucho camino por recorrer para pillar a nuestros vecinos noruegos, pero yo estoy dispuesta a andarlo.

Y bueno, os dejo ya, que aún tengo que sacar la ropa de la secadora, dejar preparada la comida de mañana, redactar un documento para el trabajo, debatir con mis compis de CRYA, leer los mil y un blogs que tengo pendientes… ¡Uff!, sabéis lo que os digo, creo que me voy a ir a dormir con mi peque y mi marido, y si acaso, ya seguiré conciliando mañana…

¡Buenas noches a tod@s! :D

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
  • London

    Y lo peor es que no es solo ella…. creo que fue la ex ministra de defensa Carmen Chacón la que tampoco respetó su baja de maternidad, hoy me ha venido el leve recuerdo también.

    Y con semejante panorama, ¿como luchamos nosotras ahora?

    • Anonymous

      Sí, es cierto, yo creo que en general esto es algo bastante generalizado no sólo en el àmbito de la política, sino entre las mujeres que ostentan puestos de responsabilidad en general.

  • Yaneth

    Cuanta razón tienes!. Esperemos que el camino por andar no sea demasiado tortuoso. Un saludo!

    http://yanethpoints.blogspot.com/

    • Anonymous

      Bienvenida. Ahora me paso por tu blog.
      Yo tengo la firme convicción de que unidos y luchando con perseverancia podemos conseguir muchas cosas. Un modelo de conciliación mejor, es posible, lo vemos en otros países europeos.

  • Paris

    Pues qué quieres qué te diga, para mi es un mal ejemplo para el resto de las mujeres que han sido madres o para las que lo van a ser en un futuro no muy lejano, o mira, mejor dicho, para todas las mujeres en general. Soraya no creo que se sintiera “obligada” a volver después de apenas 10 días tras dar a luz a su hijo, sino que el poder LLAMA y ese, probablemente, era lo que llevaba tanto tiempo buscando, estar ahí justo en ese instante fuere como fuere, y seguramente más de uno se lo iba a agradecer, pero yo no iba a ser una de esas personas, lo tengo claro, por que mujeres como esta nos j…. al resto la conciliación, y siento mucho la expresión eh…siempre desde el buen rollo, pero bajo mi punto de vista es así.

    • Anonymous

      Entiendo tu punto de vista Paris, este tema nos afecta y es normal ponerse viscerales. No obstante, por mi parte, respeto la decisión que ha tomado, aunque no la comparta, y no me siento con autoridad moral para enjuiciarla, ni para elucubrar sobre las razones que la han llevado a tomarla.
      Gracias por ofrecernos tu punto de vista

  • Drew

    Antes de abrir la bocaza voy a dejar claro que estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, y que a mi también me parece tremendo que está mujer esté trabajando a los 9 días de dar a luz. Pero como has planteado el tema de “lo que no sabemos”, me voy a animar a decir aquello que me “chirría” del tema:

    El otro día, en los debates de CRYA en Twitter, alguien le decía a un político (no pondría la mano en el fuego, pero creo que fue Cocolina a Llamazares) que teníamos derecho a elegir. Y efectivamente, tenemos derecho a elegir, pero en los 2 sentidos. Si se está pidiendo libertad de elección no podemos “crucificar” a ésta mujer porque ella haya decidido volver a trabajar (que no digo que tu la estés crucificando, ni mucho menos) No se si alguien de la blogosfera trabaja en política, la mamá de Noa (mi sobri) si lo hace y como ella misma me dijo cuando volvió a trabajar “Es que si me pierdo ésto, no voy a tener la oportunidad de recuperarlo hasta dentro de 4 años”. Y eso, en una carrera laboral y para determinada gente es mucho tiempo.

    Por otro lado, como bien dices, ésta mujer es ejemplo de muchas cosas. Y precisamente por eso se juzga todo lo que hace. Creo que no me equivoco si digo que si llega a salir con el niño al balcón de Génova, al día siguiente habría gente poniéndola a caldo diciendo que eso no es sitio ni horas para un niño de 9 días. El niño estaba en casa con su padre como ella bien dijo en una entrevista esa misma noche, y con mucha nostalgia comentó que si fuera más mayor a lo mejor la estaría viendo, pero que no, que seguramente estaría durmiendo con su padre. Quien viera esa entrevista no podrá negar que se esos sentimientos escondidos de los que tu hablas, sin duda existen, por muy contenta que esté con su vuelta al trabajo.

    Y por último, si la que se llega a ir de baja por maternidad durante 4 meses llega a ser una imaginaria ministra de economía, tendríamos a todo el país y gran parte de Europa poniéndola verde, a que si?

    Lo dicho, que como he dicho al principio, estoy de acuerdo contigo, pero no puedo evitar sentir que a lo mejor se la está juzgando demasiado.

    • Anonymous

      De bocaza nada, tus comentarios son siempre bienvenidos. Como decía en el comentario anterior, coincido contigo en que no me siento con derecho a juzgarla, de hecho puedo imaginar las razones que la han llevado a tomar esa decisión, seguramente si fuera hombre no estaríamos hablando de todo esto. Pero me parecía una buena oportunidad de manifestar lo complejo que es este tema y la necesidad de mejorar. Como tú bien dices se trata de poder elegir, imagino que ella habrá podido hacerlo, pero otras muchas mujeres lo tienen más difícil.
      Un abrazo, guapa

  • http://www.facebook.com/people/Sandra-Ferrer/1662397848 Sandra Ferrer

    Es realmente un tema difícil de resolver pero los casos extremos como este nos demuestran que, al final, siempre se renuncia a algo. incluso personas que parece que lo podrian tener todo

    • Anonymous

      Completamente de acuerdo contigo Sandra. Un abrazo

  • http://profiles.google.com/omeucartafol Cartafol .

    Ya lo he comentado en el blog de Belén, hay mujeres y mujeres, para unas es muy fácil dejar al niño recien nacido en casa y ponerse a trabajar, pero a mi me sería imposible. La verdad me gustaría saber en realidad como se siente ella, si está “obligada” o lo hace consciente de lo que hace

    • Anonymous

      Es lo que me ocurre a mí, mi experiencia y mis decisiones han sido completamente opuestas a las tomadas por Soraya. No defiendo que lo que yo he hecho sea lo mejor, sólo que era lo que sentía que debía y quería hacer.

  • http://twitter.com/miriamtirado Míriam Tirado

    Ay… qué tema! Mañana publicaré lo que opino sobre lo que ha hecho Sáenz de Santamaría pero debo decir que estoy totalmente de acuerdo contigo; no sabemos lo que hay detrás, es una persona pública y lo que haga o no trasciende, y es un tema súper complejo. Si no lo fuera, no crearía tanto debate. Para mi el foco de atención se centra a menudo en las opciones de la mujer, en lo que hará el hombre, etc (ADULTOS TODOS) que han decidido tener al bebé. Pues bien, para mi el foco se tiene que centrar también y en primer lugar en el bebé, persona aún vulnerable que NECESITA mucha atención, gestación extrauterina, etc… Ese es el verdadero cambio, creo, en todo esto de la conciliación; saber qué necesitan los bebés, centrar el foco en los que son vulnerables, en los que están creciendo, formando personalidades… Teniéndolos en cuenta. Una sociedad que no tiene en cuenta a sus niños, es una sociedad que cojea, y no poco!
    Un beso.
    Ah, y me ha encantado que vayas a dormir para conciliar mañana! jajajajajaja

    • Anonymous

      Sí que es complejo el tema Miriam, lo que pasa es que a mí me ocurre como a ti, no puedo evitar el mirarlo desde el lado del bebé, desde la perspectiva de qué es lo mejor para el él -por algo titulé el blog, Una mirada al otro- :)
      Como decía en el post creo, y en eso también veo que coincidimos, que esta sociedad necesita un cambio de mentalidad y de prioridades.
      Estoy deseando leer el enfoque que le das mañana en tu blog.

  • Madre de un bebote

    yo estoy totalmente de acuerdo contigo….. las mujeres tenemos un largo recorrido aún para lograr la conciliación y este tipo de comportamientos no facilitan la tarea…..

    • Anonymous

      Tienes razón. Aún queda mucho por conseguir, yo me resisto a pensar que la única solución (o la más usual) sea matarnos a trabajar para que a nuestros hijos los críen otros. Un abrazo

  • Cocolina ViBu

    Mousikh, sabes que compartimos el mismo punto de vista del tema. Yo creo que es complicado por el tipo de profesión. Soraya se encuentra ahora en la cumbre de su carrera profesional, a un ritmo de trabajo que imagino vertiginoso y probablemente revolucionada por la excitación y las hormonas. Hablando de “lo que hay detrás” supongo que estará todo un esfuerzo de mucho tiempo y la imposibilidad de subirse a este tren si lo deja pasar. No trato de justificarla, a veces las cosas llegan cuando llegan, como la maternidad, y cada cual debería ser honesto y consecuente con sus sentimientos y decisiones. Hablo así porque respeto su elección, sea o no del todo libre, y porque mi entendimiento puede analizar el contexto pero, lamentablemente, su bebé no sabe de compromisos, de imagen pública, de reuniones urgentes y de todo ese tinglado… Ahí es dónde me duele el corazoncito por esta situación a nivel personal.
    Gracias por iniciar este debate y compartir tus impresiones. Un gran abrazo!

    PD: Drew, tal vez hubo más gente, pero sí, al menos yo, intercambié opiniones con Llamazares sobre los permisos y la flexibilidad basándonos en libertad de elección. Un besito a ti también, guapa!

    • Drew

      Coco, solo que quede claro que no era una crítica :-) Pero ese argumento me pareció el más importante, la posibilidad de elección, por eso no quería ignorar a la fuente. Muchos besos!

    • Anonymous

      Gracias a ti por tus comentarios que siempre aportan tanto. Un beso guapa

  • Mama Encantada

    Yo cuando la vi el domingo me indigne, me pareció fatal que estuviera ahi a los 10 dias de haber parido. Pero conforme han pasado los días he ido pensandolo de otra forma, seguramente a ella como a todas las mujeres le encantaria estar en casa con su bebé pero creo que lo suyo ha sido mala suerte, se le ha presentado la oportunidad de su vida justo en el peor momento, o en el mejor según se mire, creo que a ella le encantaría estar no 16 semanas sino muchas mas, por muy politica que sea ante todo es madre. No se, aunque reconozco que el ejemplo que ha dado es pésimo quiero suponer que no está siendo nada fácil para ella estar ahora ahí.

    • Anonymous

      Yo reconozco que también me entro la indignación al principio, pero al ir analizando el tema con más calma y escuchando diversidad de opiniones, me he ido dando cuenta de que no es todo blanco o negro.

  • http://twitter.com/mipequenokoala mipequenokoala

    Muy buena entrada guapa! Totalmente de acuerdo. Los derechos, escasos pero existentes, que teemos las madres hoy en dia ha costado mucho conseguirlos (mi madre tuvo que dejar a mi hermano con la cuarentena porque no tenía más permiso en el colegio) y estas señoras con sus actitudes de super woman se mean encima de ellos… Seguramente estas mujeres tengan en casa una chacha que les haga absolutamente todo y ya que estamos… que les críe a sus hijos. Pues ellas se lo pierden pero me mucha rabia que vamos en direccion contraria a lo que me gustaría y que para las que queremos volver a ser madres o que ya lo somos, el panorama pinta muuuuuy negro. Un besazo

    • Anonymous

      Yo no puedo pasar a creer que de verdad les resulte tan fácil reincorporarse tan pronto al trabajo y renunciar a ese preciado tiempo con su hijo, pero es cierto que hay una corriente de la sociedad que ve eso como lo progre, como la auténtica igualdad entre hombres y mujeres, y yo ahí difiero del todo.

  • Latetareina

    Uf! que temita…
    Lo que opino podría suponer un comentario muy extenso porque además estoy de acuerdo con muchas opiniones como la tuya, la de Drew, la de Miriam (un poco de todo) pero ahora no puedo liarme. Esta es una conversación ideal para tener con amigas, un té en la mano y la tarde por delante.

    Pero por hacer un pequeño guiño en el debate, sí te diré que quizá hubiera podido arreglar una situación tan complicada si hubiera cogido un foular y hubiera salido al balcón porteando al niño y la teta fuera, para redondear la jugada.

    Os imaginais las caras?, no me digais que no hubiera sido genial…

    • Anonymous

      Ya te digo. Me habría encantado… Quien sabe, algún día…

  • Silvia

    Me encanta tu entrada. Estoy completamente de acuerdo en todas tus reflexiones y tengo pendiente escribir yo también un post al respecto.

    • Anonymous

      Estoy deseando leerlo!

  • Lamamadeunabruja

    yo ya sólo digo que ella se lo pierde…

    • Anonymous

      Eso desde luego, esas primeras semanas son únicas e irrepetibles…

  • Mercedes González

    Hola Mousikh! por fin encuentro tu “nuevo” blog. Como siempre me gusta el tono moderado que adoptas incluso en temas tan controvertidos como éste. No sabemos qué hay detrás de la elección de Soraya pero merece respeto. La pena me la da su bebé y ella misma que se va a perder momentos irrepetibles pero… creo que hay determinadas profesiones y trabajos en los que la tan llevada y traída conciliación es prácticamente imposible.
    Por otra parte la actitud de la eurodiputada de la foto siempre me ha parecido un golpe de efecto, no creo que sea un buen sitio el Congreso para ir con un bebé y en todo caso no con uno mayor de 1 año, y seamos sinceros, nuestros niños nos necesitan durante bastante tiempo.
    Un abrazo!

    • Anonymous

      Muchas gracias Mercedes, la verdad es que el respeto y la tolerancia son dos máximas en mi vida y que por tanto, intento que se reflejen también en el blog. Me alegra que me hayas reencontrado y que aportes tu opinión a un tema tan controvertido.

  • Silvia

    Dios me libre de defender a Soraya Sáenz de Santamaría con la que no comparto absolutamente nada aparte de ser mujer, madre y trabajadora. No creo que a ninguna madre le resulte fácil separarse de su bebé (y más si es el primero) a los 10 días de nacer para volver a trabajar. A lo mejor es que en política pasa como en muchos otros empleos, que el teletrabajo no se aplica, la conciliación es irreal y los jefes no hacen más que apelar a que como queríamos igualdad, toma tres tazas. A mi, personalmente, me entristece verla trabajando, por ella y por su bebé. Tienes mucha rázón al decir que tenemos que cambiar de mentalidad. La maternidad te hace priorizar. Somos muchas y trabajamos, tenemos que usar nuestro poder en nuestro beneficio y en el de nuestro hijos. Y anular por completo la culpabilidad de nuestra mente. Hasta que no consigamos eso no conseguiremos que la conciliación sea real.

    • Anonymous

      Ojalá vayamos dando cada vez más pasos en ese sentido, y podamos conciliar más y mejor. Muchas gracias por comentar!

  • Mamasincomplejos

    Últimamente me ha dado por ver unos documentales sobre la evolución de los primates en nuestro planeta tierra….. algunos machos se encargaban de la caza, los más fuertes y atrevidos. Las hembras se encargaban de la recolección y el bienestar del clan. Eran trabajos complementarios, necesarios todos por igual para el bienestar de la tribu. Ellas hacían sus tareas, muchas por cierto, con sus bebés a cuestas, podemos llamarlo fular. Y esto ha sido así durante miles de años, hembras valerosas y fuertes que parían crías, las amamantaban y las incorporaban a sus rutinas diarias, sin que nadie se escandalizara por ello.

    Mi abuela, sin ir más lejos, una tremenda mujer que vivió la friolera de 97 años me contaba que se llevaba a mi madre a las espaldas (con una especie de fular muy modesto) para seguir arando los campos cuando se recuperó de su parto. Añado que mi madre fue amamantada hasta los 4 años. Mi abuela siguió trabajando, pero con sus hijos cerca. Ella sí que sabía de conciliar, como de tantas cosas.

    Y llegamos las mujeres “modernas”, que nos creemos más listas que nadie, y “aparcamos” a nuestros bebés y muchas creen que son un estorbo para su “carrera profesional”. Dios, ¡qué ignorantes somos!.

    • Anonymous

      La mujer ha luchado tanto por tener los mismos derechos que el hombre, que a veces parece que hubiéramos perdido un poco el instinto, nuestra esencia, y olvidado que lo que nos hace diferentes, es lo natural.

  • Paula

    Yo la verdad es que no lo entiendo. La labor que le han encomendado es algo puntual, que podría haber hecho cualquier otra persona de la confianza de Rajoy. Soraya podría haber tenido su cartera ministerial en diciembre, como la tendrán otr@s much@s y haber dedicado estos días a descansar y a disfrutar de su hijo. No sé si la situación ha partido de un lado, de otro o de los dos, pero no es comprensible ni justificable desde mis esquemas mentales.
    Evidentemente cada persona tiene los suyos y yo no voy a entrar a valorarlos. Ahora, como mensaje subliminal a la patronal y a la sociedad… nos han hundido.
    Esta mañana en un periódico he podido leer calificativos muy suculentos para las madres que deciden incorporarse más tarde a su trabajo. Desde vagas, a machistas… en fin.

    • Anonymous

      Me parece increíble que haya medios que publiquen esas cosas, en fin…

  • http://www.minervaysumundo.blogspot.com Carol

    A mi también me cambió el chip con la maternidad y no veía posible separarme de mi hija.
    Tienes toda la razón en que es importante el derecho a elegir, pero ¿y los derechos del padre y del bebé? Porque claro, pasa como siempre, como el bebé no habla, no opina, y creo que los derechos del bebé deberían primar sobre todas las cosas.
    Un besazo

    • Anonymous

      Ahí está la complejidad del tema, los derechos y necesidades de unos, pueden chocar con los de otro…

  • Equilibrista

    Voy a resultar algo polémico pero pienso que el bebé no puede aún opinar y que lo importante es que los papás y mamás estén a gusto. ¿De qué sirve que estén en casa con el bebé si tienen la cabeza que deberían estar trabajando?

    Para atender al bebé bien primero tienen que estar bien ambos y eso implica que deciden ellos, y al bebé tendrán que darle su espacio después porque realmente es compatible un trabajo exigente y una vida equilibrada. Eso sí cada para unos el equilibrio es estar 14 horas con el bebé y para otros 6

    • Anonymous

      Bienvenido por aquí, Equilibrista! De polémico nada… Siempre que sea desde el respeto, cualquier punto de vista es bienvenido, aunque no coincida con el mío.
      Aunque el bebé no puede opinar, sus padres sí son conscientes de sus necesidades, y te aseguro que un bebé necesita estar con sus padres cuanto más mejor. Eso no se riñe con que los padres puedan tener un trabajo que les guste y que les exija dedicación, pueden coordinar sus horarios, flexibilizarlos… En fin, como tú dices, es cuestión de encontrar un equilibrio, y la “mejor solución” será diferente para cada familia.

Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs