Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
Jun 5, 2011

Posted by in Reivindicando! | 0 Comments

Yo también soy Habiba: sólo me quedan dos meses para ser una mala madre

Yo también soy Habiba: sólo me quedan dos meses para ser una mala madre

Como veréis hoy no voy a hacer mi repaso semanal de Cosas que leí en algún sitio… porque quiero hacerme eco de una noticia que conocía ayer a través de twitter y de varios blogs. Una noticia que me ha dejado a parte iguales apenada e indignidada: “El Instituto Madrileño del Menor separa a una madre de su hija, de 15 meses, por darle el pecho”.

Aunque a estas alturas todos lo conoceréis, esto es lo que publicaba en un nuevo grupo abierto en su Facebook, la doctora Ibone Olza , que es la que ha sacado a la luz la información:

Habiba es una joven madre de una niña de quince meses, a la que sigue amamantando. De origen marroquí y con unas circunstancias socioeconómicas adversas, hace cuatro meses aceptó vivir en una residencia para madres jóvenes de la Comunidad de Madrid, junto con su hija, con la esperanza de que así sería todo más sencillo.

Hace cuatro días y medio el Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF) decidió separar a la niña de la madre por no cumplir con los objetivos de una programa de psicoterapia y “habilidades maternales” que implica abandonar la lactancia materna a demanda y prolongada por considerarla “caótica” y “perjudicial para los niños y niñas”. Con estas consideraciones, todas carentes de base científica y legal, se obliga a las madres lactantes a tomar una medicación para que se le vaya retirando la leche.

Según la Asociación Española de Pediatría, la lactancia materna debe ser a demanda y puede prolongarse tanto como madre e hijo deseen. No se ha seguido procedimiento legal alguno para separar a esta madre de su hija, ni se ha permitido a la madre despedirse ni se le ha dicho a donde iría la niña, produciendo a ambas una grave indefensión. Habiba está con los pechos congestionados de leche, al borde de la mastitis, y con el corazón partido de dolor sin apenas dormir ni comer, angustiada por no poder estar junto a su hija. Esta madre ha sido valorada por una psicóloga y una psiquiatra y no presenta ningún indicio de enfermedad mental ni consumo de drogas ni nada que justificara ser víctima de semejante agresión.

A Habiba se le echó del centro a la calle en el mismo momento en el que se llevaron a su hija, diciéndole que ella ya no tenía plaza en ese lugar pues es un recurso para madres e hijos y ella ya no tiene hija. Una Fundación de ayuda humanitaria ha decidido amparar a esta madre dotándole de alojamiento y manutención, así como de apoyo jurídico.

Estamos profundamente consternados por el dolor de Habiba y nos duele imaginar en qué circunstancias estará la niña de 15 meses, separada de su madre, sometida a un destete abrupto, sin que probablemente nadie le haya explicado nada.

Consideramos el caso de Habiba y su hija como una gravísima violación de los Derechos Humanos y de los Derechos del Niño. El daño ya está hecho, pero si madre e hija se reúnen inmediatamente podrá ser reparado. Por todo ello os pedimos que escribáis urgentemente a la oficina del Defensor del Pueblo solicitando su rápida intervención y hagáis llegar vuestra protesta a la gerencia del Instituto Madrileño del Menor y la Familia, pidiéndole la inmediata entrega de la niña a su madre.

Mientras leía esto, pensaba en mi bebé de trece meses que mama varias veces al día, y que no se separa un momento de mí y me estremecía al imaginar como se sentirán ese bebé sólo dos meses mayor que el mío y esa madre, al haber sido separados. Soy consciente de que no conozco el tema en profundidad, pero desde luego, si la actuación de IMMF obedece a la negativa de la madre a abandonar la lactancia materna prolongada me parece una auténtica aberración; y espero se exijan responsabilidades a dicho organismo y a su gerente y/o al resto de personas implicadas. De sobra es sabido que la OMS y la AEP recomiendan la lactancia materna hasta al menos los dos primeros años, por eso me cuesta todavía más entender, bajo qué criterio se puede forzar un destete que pone en peligro la salud de la madre (mastitis) y la de su pequeña.?
Y esta es la nota que esta misma mañana publicaba la Dra. Olza en el blog El parto es nuestro:

Por Ibone Olza
Conocí a esta madre el miércoles pasado, a petición de la Fundación Raíces. Llevaba dos días sin ver a su niña y tenía los pechos congestionados. Emití un informe que se llevó al Juzgado de Guardia. El viernes le volví a atender. Ante la inmovilidad de los sucesivos juzgados de guardia para resolver la situación y la gravedad del caso, decidimos hacerlo público ayer. Por razones de seguridad de la madre, no podemos revelar su identidad, pero el Defensor del Pueblo tiene todos los datos.?Doy fe de la veracidad de la información. He hablado con una persona del IMMF encargada del caso, que me ha confirmado que se le ha retirado la custodia por cosas como “dar el pecho de forma caótica” y “negarse a suprimir la lactancia” y que también me ha asegurado que a los menores tutelados no se les puede amamantar en ningún caso. Cuando he expresado a esta persona la contradicción enorme que supone esa medida con el consejo que damos los profesionales sanitarios que animamos a las madres a alimentar a demanda y durante dos años como mínimo, se me ha respondido que “si permitiéramos a los niños en los centros que sus madres vinieran a darles el pecho se volverían locos”.?Habiba se sacó medio litro de leche en mi presencia la madrugada del viernes, y yo ayer hice lo único que pensé que podía hacer: ir por la mañana a llevar la leche al centro donde está su niña. En este centro nunca han recibido leche de madre, y si la aceptaron fue por mi insistencia de que no podíamos tirar algo tan precioso. No pude ver a la niña, pero insistí igual que hice en mi informe en que, como psiquiatra infantil que soy, sé que separar bruscamente a una niña de quince meses de su madre y llevarla a un centro donde no conoce a nadie, es hacerle un daño enorme. Expresé mi preocupación por la niña.?A Habiba de momento solo le van a permitir ver a su hija el próximo día 9, no sabemos durante cuánto tiempo. Es habitual que cuando a un niño pequeño se le interna en un centro del IMMF a sus padres solo se les permita visitarlo una hora a la semana, lo sé por otros casos que he atendido.
Estamos coordinando el apoyo a esta madre y sobre todo la asistencia jurídica, que esperamos dé fruto en las próximas 48 horas.
Habiba es una madre estupenda, os lo puedo asegurar.?Gracias por todo el apoyo recibido.

Si queréis mostrar vuestro apoyo y solidaridad con Habiba, podéis firmar esta petición, yo ya he firmado:

“Dile al Instituto madrileño del menor y la familia que reuna a Habiba con su bebé de 15 meses”.

También podéis dirigir vuestras cartas a:

• A la oficina del Defensor del Pueblowww.defensordelpueblo.es
fax: 913081158

• Dª Paloma Martín Martín.
Gerente
Instituto Madrileño del Menor y la Familia.
Calle Gran Via 14
28013 MADRID
immf@madrid.org

• Fundación Raíces: fundacionraices@telefonica.net
Portal de el Defensor del Pueblo
www.defensordelpueblo.es
Portal de el Defensor del Pueblo

Os enlazo también la carta que ha dirigido María de Reeducando a mamá a la gerente del IMMF.

Por último, mostraros las siguientes iniciativas, que he conocido través del blog Criando Amando:

• Este grupo de facebook

• La noticia en Centros de Menores.com

• En el blog de Jesusa Ricoy-Olariaga y en esta página de facebook podéis encontrar una carta tipo que se puede utilizar para enviarla a las direcciones siguientes, con muchos datos que dejan patente la barbarie ejercida.

Hoy yo también me siento Habiba, a mí me faltan sólo dos meses para ser una “mala madre”.

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs