Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
May 19, 2011

Posted by in Cómo Pequico llegó a nuestras vidas, Embarazo, Maternidad, Uncategorized | 0 Comments

Un día feliz

Una calurosa mañana de agosto, en algún lugar de Murcia:
- ¿Cuánto falta?- pregunta ella impaciente
- Me lo acabas de preguntar. Todavía un poco.- responde él.
- ¿Nervioso?- le dice mirándole a los ojos.
- Un poco, ¿Y tú?
- No, no, estoy bien- contesta ella mordiéndose las uñas.
- ¡Mentirosa!- dice él mientras sonríe.
- Ya está.
- ¿Ya? – el corazón le late a mil por hora.
- Ve tú.
- No, míralo mejor tú. ¡No! Espera.
- ¿Vamos los dos?
- Venga sí- se cogen de la mano.
- Uf, no puedo mirar.
- Déjame ver…
- ¿Qué pone?
- Parece que esta vez sí…
- ¿Seguro? Mira que la otra vez ya tiramos dos a la basura, porque no se veía claro.
- ¡¡Que síiiiii!! Lo pone bien claro – exclama él dando un salto de alegría.
- No me lo puedo creer…- dice ella mientras lo abraza.
- Dame un beso preciosa.
- Qué fuerte, ¿eh? ¿Cómo te sientes?
- ¡Uf! Todavía no me lo creo. ¿Dónde vas?
- A por la cámara de fotos. Quiero tener un recuerdo de este momento.
- Buena idea. Oh dios… ¡¡¡ Estamos embarazados!!

El 25 de agosto de 2009 fue el día que el Pequico entró en nuestra vida, un día muy feliz.

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs