Descubriendo otro modo de criar, de sentir, de vivir... el que me enseña mi pequeño cada día
May 10, 2011

Posted by in El primer año, Pequico crece! | 0 Comments

El primer cumple del Pequico

Han pasado ya algunos días desde que mi Pequico cumplió un año, pero con el lío de terminar de configurar el blog y solventar algunos problemillas que fueron apareciendo, no había tenido tiempo de escribir sobre ello hasta ahora. No sólo era su primer cumple, sino el nuestro como papás también, así que andábamos un poco despistadillos, je, je, y aunque el peque todavía no se entera mucho, nos hacía mucha ilusión celebrarlo. Bueno, en realidad, como tenemos a la family un poco desperdigada, han sido tres celebraciones (la última ya sopló la vela y todo, ya sabía de que iba el tema).
Reconozco que a mí, celebrar cualquier ocasión me pirra y disfruto un montón intentando que sea especial para la persona implicada. Peeerooo…, cuando algo se me atranca me pongo un poquitín,¿ cómo diríamos… atacada de los nervios? Pues nada, en mi empeño de “ser una buena madre” -que mira que lo intento, eh, pero no hay forma- se me metió en la cabeza que tenía que hacer una tarta que pudiese comer él. A simple vista no parece una tarea muy complicada, ¿verdad? Pero entonces empecé a pensar en recetas y en todas había algún ingrediente que no me cuadraba: fresas y chocolate, descartados; huevo, sólo la yema, de clara nada, así que adiós al merengue; ¿y yogures?, porque hasta ahora el único lácteo de la dieta del Pequico había sido la tetica de su mamá. ¿Hacía un bizcocho con yogur natural? Ummm, mejor con un primer danone de esos, aunque… eso, no va a saber a nada… ¿Puede tomar ya yogur de sabores? ¡Vaya lío!
Y mientras tanto, a todo el que le preguntaba me decía: “Hija, qué cosas tienes, si el niño ni la va a probar, no te compliques…”. Se me ocurrió consultar a mis coleguis tuiteras en busca de inspiración y @mamavaca me pasó una receta con muy buena pinta de un pastel de zanahoria (me la guardo para otra ocasión). Hasta que por fin, la tarde de antes, mientras le daba la merienda, me llegó la inspiración… la fruta que más le gusta es la naranja. ¿Y si le hacía una tarta de naranja? Pues dicho y hecho. Me puse manos a la obra e hice un bizcocho con zumo y ralladura de naranja; luego lo partí por la mitad y le eché un poquito de zumo, para que estuviera más meloso. Y para darle más apariencia de tarta, lo decoré con rodajas de naranja bañadas en almíbar y algunas. Y no me salió mal el experimento, ¡se podía comer y todo!
Al día siguiente, el Pequico se encargó de dejar bien a su mamá, soplando las velas y comiendo un poco de tarta, y yo lógicamente más ancha que nada. ¡Olé ahí, mi niño! Por lo demás fue un día estupendo: por la mañana, estuvimos de compras y de paseo con papá, y al mediodía, comida familiar para celebrarlo. ¡Qué risas le daban cuando le cantábamos el “Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz…” Y después (salvo el ratito de siesta) toda la tarde jugando con sus regalos: un tren súper grande, lleno de animalitos (le pirra todo lo que tenga ruedas y le pueda empujar), un triciclo correpasillos de Pocoyó (que me está viniendo genial para llevarlo conmigo a todos lados, mientras hago las cosas de la casa), un andador tipo carrito (aunque de momento lo utiliza como si fuera otro tren, “alante y atrás”), un nuevo teléfono de juguete (aunque le sigue llevando de cabeza el de casa), una batidora en la que meter “alimentos” de diferentes formas y un kit de playa (cubo, rastrillo, pala,etc). Además de algo de ropita de verano, que aprieta el calor y ya le iba haciendo falta. En fin, una burrada… pero es que es el primer hijo, nieto, sobrino, bisnieto, etc, de la familia y a ver quién les pone freno.
¡Ah! Y para que no me pase otra vez lo mismo, ya tengo pensada la tarta del año que viene, una muy chula de Pocoyó que le voy a copiar a otra mami bloguera (de Mis chicos y yo). Que digo yo, que dos años ya podrá comer de todo…¿o no?

Si te ha gustado compártelo
Otras miradas...    
Soy de la familia Madresfera! Paperblog : Los mejores artículos de los blogs